Cumbre sobre la reunificación de Chipre
El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu (izq.), y el presidente chipriota, Nicos Anastasiades, antes de la reunión de la conferencia sobre la reunificación de Chipre, celebrada bajo los auspicios de Naciones Unidas en Crans-Montana (Suiza). SALVADORE DI NOLFI / EFE

Las negociaciones políticas entre los líderes greco y turcochipriota para la reunificación de Chipre fracasaron este jueves, pese a los intensos esfuerzos de la ONU para facilitar un entendimiento que pusiese fin a 43 años de partición de la isla.

"Lamento informarles de que a pesar del fuerte compromiso de las partes, la grecochipriota y la turcochipriota, así como de Turquía, Grecia y del Reino Unido, esta conferencia se ha cerrado sin un acuerdo", dijo en una breve aparición ante la prensa el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

El líder grecochipriota, Nikos Anastasiadis, y el turcochipriota, Mustafá Akinci, negociaron durante nueve días en la localidad alpina de Cran-Montana, en Suiza, los elementos centrales para la reunificación de la isla, que se encuentra dividida desde 1974.

En esta conferencia de negociación participaron los ministros de Exteriores de Turquía y de Grecia, así como el viceministro británico a cargo de Europa, en representación de los países garantes de la soberanía de Chipre.

Decepción

Visiblemente decepcionado y cansado, después de largas horas de negociaciones finales, Guterres aseguró que se hizo "todo lo posible para acercar las posiciones de las diferentes delegaciones, pero desgraciadamente no se consiguió un acuerdo para poner fin a este dramático y prolongado conflicto".

Asimismo, Guterres agradeció el compromiso que mostraron los enviados de las naciones garantes en favor de un arreglo a la partición de Chipre, y encomió igualmente el trabajo de su enviado especial para Chipre, Espen Barth Eide, quien lo acompañó en su comparecencia.

Preguntado sobre si las negociaciones continuarán, el responsable de la ONU dijo que "otras iniciativas" pueden surgir para resolver el problema chipriota", pero que este proceso negociador ha concluido.

Agregó que el papel de la ONU "ha sido de facilitador y siempre estaremos a disposición de las partes si quieren llegar a un acuerdo".