Lluvia en Madrid.
Lluvia en Madrid. JORGE PARÍS

Los Bomberos de la Comunidad de Madrid han recibido casi 280 avisos en tres horas por culpa de las fuertes lluvias que se han producido este jueves. Solo el Ayuntamiento de Madrid ha recibido en media hora un total de 50 salidas.

La mayoría de las salidas en la región se han producido por la acumulación de agua en sótanos y garajes, y por balsas en la calzada.

Grandes retenciones, inundaciones, acumulaciones de agua en las aceras, árboles en mal estado o pequeños incidentes, como cornisas o macetas caídas en la vía pública, han sido los hechos más significativos ocasionado por la tormenta en la ciudad.

En concreto, el centro regional de Emergencias ha abierto 154 expedientes por problemas con la tormenta, la mayoría pequeñas colisiones de tráfico, caída de ramas, asistencias técnicos, recogidas de elementos en la vía pública, pequeñas inundaciones, etcétera. La zona sur de la Comunidad ha sido la más afectada. A partir de las 19.30 el número de llamadas ha descendido.

Solo entre las 18.15 y las 18.50 horas, los bomberos de la capital han recibido medio centenar de avisos procedentes de distritos como Carabanchel, Latina o Tetúan, donde se advertía de acumulación de agua, algún incidente con árboles en mal estado o desprendimiento de parte de alguna fachada.

Entre las incidencias más destacadas y que está generando problemas de tráfico, están las registradas en la M-30, como la acumulación de agua en la calzada a la altura de Ciudad Lineal. También ha quedado restringido el acceso al túnel desde Marqués de Vadillo por la calzada exterior sentido A-3.

También queda restringida la circulación en la calzada exterior en Avenida de la Ilustración sentido Reales Academias. También ha problemas en las proximidades de Plaza Elíptica por acumulación de agua en Vía Lusitana; o en A-5, sentido salida, a la altura del kilómetro 8 por acumulación de agua en un túnel.

La tromba de agua también a afectado a Metro de Madrid, que ha tenido que interrumpir la circulación entre las estaciones de Argüelles y Alto de Extremadura de la línea 6 durante quince minutos, han informado a Europa Press fuentes del suburbano.

El parón ha tenido lugar sobre las 18.45 horas de esta tarde porque había agua en las estaciones, así como en la vía, pero la circulación ya se ha restablecido. La única excepción es la estación de Lucero, donde los trenes no están haciendo parada, porque siguen las labores de limpieza.

Por acumulación de agua, tampoco paran los trenes en la estación de Valdezarza de la línea 7.

Grandes retenciones, inundaciones, acumulaciones de agua en las aceras, árboles en mal estado o pequeños incidentes, como cornisas o macetas caídas en la vía pública, han sido los hechos más significativos ocasionado por la tormenta en la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Madrid.