La Policía Nacional investiga las circunstancias de la muerte de una mujer escocesa de 27 años ocurrida el pasado 29 de abril cuando cayó desde una décima altura de un edificio de apartamentos de Benidorm (Alicante), adonde había llegado con motivo de una despedida de soltera.

La familia de Kirsty Maxwell visita estos días Benidorm para impulsar la investigación y, con tal motivo, se ha entrevistado este miércoles con el alcalde de la ciudad, el popular Toni Pérez, quien les ha ofrecido el "apoyo y colaboración" del consistorio.

El padre, la madre, el marido y un hermano han iniciado una campaña con el fin de encontrar datos o testimonios que permitan esclarecer lo que ocurrió aquella madrugada. El alcalde ha transmitido a la familia su solidaridad y les ha expresado su deseo de que la investigación determine los motivos por los que la joven se precipitó al vacío desde una habitación que no era la suya.

Los hechos sucedieron el pasado 29 de abril cuando la mujer regresó a su habitación, en la novena planta de un bloque de apartamentos en el Rincón de Loix sobre las cinco de la madrugada, y una vez allí se sabe que llegó a dormirse.

Sin embargo, unas dos horas después subió a la décima planta, en la que también había amigas suyas alojadas, pero parece ser que se confundió de estancia y entró en otra en la que había cinco británicos que se encontraban aún de celebración y consumiendo alcohol y drogas.

Por causas que se investigan la joven cayó desde la terraza de este apartamento, y la Policía Nacional trata de determinar si fue un acto voluntario o fue empujada.

Los investigadores han encontrado contradicciones en los testimonios de los ocupantes de esa habitación y, además, uno de ellos tiene antecedentes por agresión sexual en Inglaterra.

Consulta aquí más noticias de Alicante.