Fue una vecina quien vio a la mujer sobre las 21.30 horas en la zona de Vilariño, en la parroquia de Aldán, en Cangas, y avisó a la Guardia Civil. Patricia D.R. se encontraba en buen estado, pero presentaba signos de desorientación, por lo que fue trasladada a un centro médico.

La voz de alarma saltó cuando esta vecina de Moaña, de 42 años, no se presentó en su puesto de trabajo el pasado lunes. Poco después fue localizado su bolso y varias pertenencias en la playa moañesa de Videira-Tirán, y se desplegó un dispositivo de búsqueda por tierra y por mar, con apoyo de un helicóptero.

Varios testigos aseguraron haber visto a Patricia en la tarde noche del martes en el paseo de Rodeira, en Cangas. Finalmente, fue localizada en Aldán por una vecina, que la identificó y la subió a su coche.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.