Javier Marías critica el feminismo moderno y la poesía de Gloria Fuertes

El escritor Javier Marías, en su domicilio en Madrid.
El escritor Javier Marías, en su domicilio en Madrid.
Kiko Huesca / EFE

Un domingo no es ya domingo sin que Javier Marías se convierta en uno de los nombres del día en ese pequeño mundo que es Twitter. En los últimos tiempos da la sensación de que el autor de Corazón tan blanco escribe su columna de El País Semanal con la intención de crear un poco de polémica, de molestar a unos y a otros.

Marías es principal protagonista de un fenómeno asombroso: escribe bajo la atenta mirada de los 'tuiteros', que todas las semanas esperan con interés su columna, para poder comentarla y criticarla si es necesario.

Resulta curioso observar cómo el escritor, de 65 años, es uno de los autores más mencionados en esta red social de la que él mismo rehúye y no duda en criticar. Se ha convertido en un nombre común entre los 'millenials', esa generación joven con la que Marías comparte muy poco, y de la que se encuentra igualmente alejado en edad y pensamiento.

Marías ha escrito en su columna semanal sobre Manuela Carmena, a la que no dudó en criticar por organizar jornadas peatonales, maratones o fomentar el uso de la bicicleta en la capital de España. "En la última jornada reservada a las bicis, 70.000 individuos salieron a pedalear por todo el centro (siempre todo en el centro, puro exhibicionismo y ganas de fastidiar)."

También ha tenido tiempo de referirse al teatro moderno, en el que se adaptan los grandes clásicos mezclándolos con la idiotez —según él— contemporánea. "El teatro ha caído rendido a casi todas las tontunas contemporáneas. Se permite lo "simbólico" y lo inverosímil en mucho mayor grado, y ahí caben todas las supuestas genialidades de muchos adaptadores y directores, convertidos en las verdaderas estrellas, usurpadores de los buenos nombres de Lope, Calderón, Molière o Shakespeare."

Este domingo, la protagonista de la columna ha sido Gloria Fuertes. Según Marías, la poeta madrileña no está a la altura de los numerosos elogios que ha recibido su obra en este 2017, aprovechando que se cumplen 100 años de su nacimiento.

"Hoy, con ocasión de su centenario, sufrimos una campaña orquestada según la cual Gloria Fuertes era una grandísima poeta a la que debemos tomar muy en serio. Quizá yo sea el equivocado (a lo largo de mi ya larga vida), pero francamente, me resulta imposible suscribir tal mandato."

El articulista de El País opina —y es libre de hacerlo— que Gloria Fuertes no es tan buena poeta como mucha gente dice. Es perfectamente legítimo, e incluso su opinión puede ser más válida que otras por ser Javier Marías quién es.

Pero el problema y la polémica vienen cuando relaciona el éxito de Gloria Fuertes con el feminismo, diciendo que ahora a cualquier artista que es mujer se la valora más por el simple hecho de serlo. "Lo que no es cierto, lo siento, es que cualquier mujer oscura o recóndita sea por fuerza genial, como se pretende ahora".

"Es más, es la clase de mandato que indefectiblemente me lleva a desconfiar de las reivindicaciones y redescubrimientos feministas de hoy, que acabarán por hacerle más daño que beneficio al arte hecho por mujeres", escribe el autor.

Dos reacciones a la columna de Marías

Mostrar comentarios

Códigos Descuento