Durante una visita a la zona, Cámara ha pedido que se despeje "cualquier tipo de duda sobre la chapuza que el Gobierno está haciendo para adaptar una línea del siglo XIX al paso de la Alta Velocidad".

Por su parte, el parlamentario andaluz Miguel Castellano ha informado de que el Gobierno "ha renunciado a fondos europeos para sufragar este proyecto para evitar así la supervisión de la Unión Europea sobre el terreno".

Ha incidido en que los pilares del puente Quebrada, que datan de 1874, "siguen sosteniendo y van a sostener el tren de Alta Velocidad" y, tras poner en duda que el AVE pueda llegar en el primer trimestre de 2018, ha incidido en que los estribos que hay en los extremos del viaducto son de la misma fecha y están hechos de sillares de caliza.

"Ahora se están reforzando con hierros para que soporten la carga", ha censurado Miguel Castellano quien ha advertido de un posible "grave accidente" si este sistema constructivo se consiente.

Consulta aquí más noticias de Granada.