Discoteca
Dos amigas, en una discoteca. FEHV

Las discotecas y otros establecimientos de ocio de Euskadi no podrán establecer diferencias en el precio de las entradas en función del sexo, origen o creencia religiosa de los clientes, lo que acabará con la práctica de algunos locales de este tipo de vender entradas más baratas a las mujeres o incluso no cobrarles por acceder a estos establecimientos.

Esta medida aparece recogida en el borrador de 'Reglamento de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas', un texto que aún no es definitivo y que, por lo tanto, podría ser objeto de algunas modificaciones. 

No obstante, la voluntad del Gobierno vasco es acabar con la práctica nada "igualitaria" que realizan determinados locales de ocio de fijar precios diferentes para la entrada en función de si el cliente es hombre y mujer, según han explicado este viernes en una rueda de prensa el viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga, y el director de Juego y Espectáculos del Gobierno Vasco, Aitor Uriarte.

Entre las novedades que se recogen en el borrador se incluye la prohibición de que los establecimientos de ocio y espectáculos establezcan diferencias en el precio de la entrada en función del sexo, el origen o la religión de los clientes.

Zubiaga y Uriarte han señalado que esta forma de actuar no es "igualitaria". Zubiaga ha asegurado que cualquier representante institucional que acometa una reforma de la normativa de espectáculos que no tenga en cuenta la necesidad de acabar con estas prácticas "estaría fuera de época".

El borrador de reglamento también recoge otros cambios, como la prohibición de que una misma persona pueda compatibilizar las labores de admisión y seguridad en un local. El Gobierno Vasco pretende, además, que quienes trabajan en el área de admisión (comprobación de entradas y permiso de acceso al local) tengan que obtener una certificación oficial, superando unos exámenes teóricos y psicotécnicos.

Además, el Gobierno autonómico pretende mejorar la protección de los menores de edad en el ámbito de los espectáculos y las actividades recreativas. Para lograrlo, además de las limitaciones de acceso establecidas en la ley, en el texto normativo se establecen pautas para la clasificación de los espectáculos y las actividades recreativas respecto a su recomendación de acceso de menores.

El Departamento de Seguridad del Ejecutivo autonómico espera que el reglamento se pueda aprobar antes de fin de año. La entrada en vigor de la nueva norma no se produciría, sin embargo, hasta principios de 2018.