Los dos autores de la caricatura de los Príncipes de Asturias, que provocó el secuestro judicial de la revista El Jueves el pasado 20 de julio, fueron ayer declarados culpables de un delito de injurias al sucesor de la Corona, por lo que fueron condenados a una multa de 3.000 euros cada uno.

 El juez de la Audiencia Nacional José María Vázquez, que adelantó el fallo al final de la vista oral celebrada ayer, consideró que tanto el dibujo como el texto de la viñeta realizada por Guillermo Torres y Manel Fontdevila son «objetivamente injuriosos». Asimismo, calificó de «incomprensible» que los acusados la utilizaran para criticar el cheque-bebé del Gobierno, medida que era el verdadero objeto de burla de la caricatura, según sus autores.

No obstante, la sentencia rebaja la cuantía de la multa solicitada por el fiscal, que había pedido 6.000 euros para cada uno, el máximo posible.

Por su parte, los dibujantes, que recurrirán el fallo, mostraron su decepción, ya que estaban convencidos de que iban a ser absueltos. «No he mos hecho nada malo», dijo Fontdevila, quien aseguró que tenían la «conciencia muy tranquila». «No entendemos que estemos aquí por esta tontería», añadió.

La viñeta mostraba a los Príncipes de Asturias desnudos y practicando sexo. «Si te quedas preñada, ¡esto va a ser lo más parecido a trabajar que haya hecho en mi vida!», decía.

Volverán a la carga

El dibujante Guillermo Torres y el guionista Manel Fontdevila no creen que hayan cometido ningún delito, por lo que aseguran  que volverían a hacer lo que hicieron y que seguirán «como hasta ahora». De hecho, hoy mismo celebrarán una reunión para decidir sobre el diseño de una futura portada de El Jueves basada en las palabras del Rey al presidente venezolano en la Cumbre Iberoamericana de Chile. «Es un tema de actualidad», precisaron.