Cuarto año de sequía y un escape lleva más de un mes sin ser resuelto. Vecinos de El Limonar han denunciado ante el Ayuntamiento una fuga de agua que cae al arroyo Toquero, a la altura del puente de Don Wifredo.

El gerente de la empresa municipal de aguas Emasa, José Luis Rodríguez, asegura que no se trata de líquido potable. «Hace menos de un mes hicimos los análisis pertinentes. Se trata de agua de pozo que una urbanización cercana emplea para regar jardines. Se les ha debido romper alguna tubería. El arreglo les atañe a ellos».

Los vecinos denuncian que el Consistorio les ha mareado diciendo que la competencia no es suya, según publicó ayer la web de la revista El Observador . Hasta 160.000 litros de agua se han podido perder desde que la fuga comenzó. Incluso ha crecido allí un cañaveral.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA .