La Fiscalía pide siete años de cárcel para un hombre por maltratar y vejar al invidente a quien
cuidaba a cambio de alojamiento y manutención en Vilanova i la Geltrú (Barcelona). El acusado presuntamente rompió dos dientes a la víctima, le escupió en la cara y le orinó encima en varias ocasiones en agosto de 2004.

En la Sección Vigésima de la Audiencia de Barcelona se ha celebrado el juicio contra Antonio O.P. por un presunto delito de violencia habitual en el ámbito familiar, otro de lesiones y tres de maltrato de obra. El juicio se había suspendido en más de una ocasión por la incomparecencia del acusado, que hoy finalmente ha tenido que ser puesto a disposición del tribunal por los Mossos d'Esquadra.

La víctima, Juan G.O., de 59 años, ha explicado durante su declaración que los problemas con el acusado empezaron poco después de que iniciaran la convivencia, ya que Antonio O.P., de 40 años, se emborrachaba y en ese estado le maltrataba y vejaba.

Tira para casa que esta noche te voy a matar

En concreto, en agosto de 2004 el acusado le agredió en varias ocasiones, la primera el día 23, cuando tras una importante ingesta alcohólica agarró a la víctima por el cuello y le escupió en la cara, a la vez que se orinó sobre él.

La escena se repitió pocos días después, cuando Antonio O.P. presuntamente dio a la víctima un puñetazo en la boca y le rompió dos dientes de raíz, dándole acto seguido un mordisco en la oreja. Estas agresiones, según la víctima, iban acompañadas de insultos y de otras amenazas.

Las vejaciones, además, no se limitaban al ámbito doméstico y en una de las salidas para ir a comprar alcohol el acusado supuestamente propinó un empujón a Juan G.O. y le golpeó con el puño en la espalda, en la cara y en el hombro, mientras le decía: "Tira para casa que esta noche te voy a matar".

Según la víctima, estas agresiones eran habituales, especialmente cuando el acusado se emborrachaba. Juan G.O. explicó que algunas veces Antonio O.P. bebía acompañado de menores que frecuentaban su casa y consumían allí alcohol, cocaína y cannabis hasta la madrugada, aunque nunca lo pudo denunciar porque dependía del acusado para salir a la calle debido a su ceguera.

El acusado dice que el ciego lo denunció porque se negó a mantener relaciones sexuales con él

El acusado, por su parte, se declaró inocente y aseguró que él "siempre se ha portado bien" con la víctima. Antonio O.P. explicó que se encargaba de cuidar a la víctima y se ocupaba de las tareas domésticas, e insinuó que Juan G.O. le denunció porque se negó a mantener relaciones sexuales con él.

Además de la pena de prisión, la Fiscalía reclama que Antonio O.P. indemnice a la víctima con 1.375 euros por la semana que tardó en recuperarse de sus lesiones y por las secuelas que padece. También pide que el acusado no pueda aproximarse a menos de 1.000 metros de Juan G.O. durante 12 años. e