Los 2.600 estudiantes de Magisterio y Educación Social de la UPV en Bilbao están matriculados en asignaturas en las que no hay profesor actualmente. En esta facultad están de baja 5 docentes, y los alumnos se quejan de que la Universidad no se mueve para remediarlo.

Las cinco vacantes afectan a todos los cursos. «Una de las bajas lleva desde mayo, y desde el Vicerrectorado sólo nos dicen que el proceso de sustitución está en trámite», protesta estudiante del centro universitario situado en Arangoiti.

Hartos, esta semana han pasado a la acción. El lunes hicieron una sentada frente al Rectorado en Leioa y mañana harán otra en su facultad. «Como no tenemos profesor, pues nada, nos sentamos», ironizan. U. E.