La reforma del ascensor de Arangoiti, anunciada por el Gobierno vasco la semana pasada después de que los vecinos denunciaran el estado «lamentable» del elevador, sigue siendo una promesa que no llega. Los vecinos denunciaron ayer que no han empezado las obras de reforma y, por ello, acusaron al Gobierno vasco de mentir. Los residentes, incluso, van más allá. Aseguran que no sólo no han comenzado las obras, sino que en el Ayuntamiento de Bilbao no consta que exista permiso municipal para la realización de obras. La asociación vecinal mantiene, por tanto, la manifestación de protesta para el próximo jueves en la plaza Egileor de Arangoiti.