Extremadura mantendrá el recurso en contra. La Comisión Bilateral de Cooperación Andalucía-Estado acordó ayer en Carzola (Jaén) los términos del acuerdo del traspaso de las aguas de la cuenca del Guadalquivir que discurren íntegramente por Andalucía, que se hará efectivo en julio de 2008. La comunidad explotará, conservará y establecerá un régimen de desembalses de los aprovechamientos y las obras hidráulicas de 53 de los 57 embalses de la cuenca, al quedar excluidos los pantanos de Fresneda y Montero, gestionados por el Estado, y Jándula y Pintado, para cuya gestión el Estado se coordinará con la Junta. A pesar de la firma, el Gobierno extremeño mantendrá el recurso contra el Estatuto de Andalucía por considerar este traspaso inconstitucional. No obstante, mostró «profundo respeto» por la decisión firmada.