Mikel Erentxun: "Ahora estoy en una huida hacia adelante por la edad"

  • El artista lanza 'El hombre sin sombra', un disco más natural que sus anteriores trabajos.
  • "Llevo mucho tiempo huyendo de mí mismo porque no me gusta mi voz".
  • "En Duncan Dhu, Diego Vasallo y yo somos amantes consentidos".
El artista Mikel Erentxun lanza su último trabajo, 'El hombre sin sombra'.
El artista Mikel Erentxun lanza su último trabajo, 'El hombre sin sombra'.
JORGE PARÍS
Mikel Erentxun firmó hace dos años uno de los mejores trabajos de su carrera, Corazones. Ahora repite equipo técnico para crear El hombre sin sombra, un disco más natural en el que el cantautor repasa su vida emocional y la plasma en cada canción. Hablamos con él de su pasado, su presente y su futuro, marcado de arriba a abajo por la música.

Mikel Erentxun (Caracas, 1962) firmó hace dos años uno de los mejores trabajos de su carrera, Corazones. Ahora repite equipo técnico –y añade la impresionante voz de Maika Makovski– para crear El hombre sin sombra, un disco más natural en el que el cantautor repasa su vida emocional y la plasma en cada canción. Hablamos con él de su pasado, su presente y su futuro, marcado de arriba a abajo por la música.

¿Es usted el hombre sin sombra del disco? ¿Cómo se convirtió en él?

Soy un poco el protagonista de este disco. El hombre sin sombra es una persona un poco desnortada y desolada, en busca de su propia identidad, su amor, que es en torno a lo que giran las canciones: qué pasa con el amor en las relaciones de largo recorrido, como la mía._Es un trabajo basado en mi propia experiencia.

Se le nota rejuvenecido en cuanto a la voz . ¿Ha buscado un estilo en el que está más cómodo?

Este es el tema más peliagudo de este disco. Llevo mucho tiempo huyendo de mí mismo porque no me gusta mi voz, decidí que no me gustaba hace muchos años. Primero grabé un disco en el que baje muchísimo los registros, en el siguiente rasgaba la voz... Cuando nos presentamos en este, Paco [Loco, productor] me convenció de que mi voz natural está muy bien y volví a cantar de una manera normal, sin tratar de huir de mi mismo ni tratar de sonar a otra cosa.

Entonces el fan de toda la vida se reencontrará con usted.

Sí, ya he oído comentarios de ese tipo, de que vuelvo a sonar al Mikel de antes. Yo espero que no suene al Mikel de antes porque no me gustaba demasiado. Creo que es el Mikel de antes con la mejora de la edad, que es un plus, te da un poso a la voz que la mejora. Pienso en Elvis, en Bob Dylan, la gente que me gusta ha mejorado con los años. Estoy en ese camino.

Cambia la voz y cambian los sentimientos. ¿Cómo afecta el paso del tiempo a las relaciones?

Para saber lo que es una relación hay que haberla vivido y por mi edad he tenido unas cuantas de larga distancia. Una acabó en divorcio. Da para pensar, es muy difícil mantener una relación durante mucho tiempo, y más cuando tienes un trabajo nómada. Pero a la vez se producen situaciones muy interesantes que me permiten escribir canciones. El amor probablemente sea el tema que más canciones ha dado.

Los nuevos temas compenetran perfectamente con la voz de Maika Makovski. ¿Cómo surgió esta colaboración?

Quisimos que el disco tuviera un toque femenino, y más en este que es un álbum de amor. A Maika le gusto la idea y se involucró totalmente. Creo que el disco es indefendible sin una voz femenina. Maika nunca había cantado en castellano y creo que lo ha hecho muy bien.

Maika proviene de una generación posterior a la suya, en la que la música independiente triunfa. ¿Cómo ve el panorama de la música actual?

Creo que efectivamente hay un resurgir del mundo indie, los festivales… pero quizás se están diluyendo las líneas que separan el indie y el mainstream. Antes algo era carne de Los 40 o de Radio 3 y no había nada en el medio. La música es buena o mala, esa es la única etiqueta.

El año pasado, Diego Vasallo nos decía en una entrevista que «el matrimonio con Duncan Dhu sería imposible». ¿Ve bien una relación intermitente?

Ahora Duncan Dhu somos unos amantes consentidos, nos gusta juntarnos, lo disfrutamos mucho. La puerta del grupo sigue abierta, aunque priorizamos nuestros proyectos en solitario.

Por el Record Store Day se editó un vinilo de los Aristogatos, uno de sus primeros grupos. ¿Qué permanece de aquel Mikel de 22 años?

Cuando me llamaron del sello Subterfuge para editarlo les dije que solo había un par de maquetas. Me daba un poco de vergüenza, son letras que hacía cuando tenía 15 años. Una vez grabado me hizo ilusión escucharlo. Me veo reflejado en la energía, la ilusión... todo eso sigue ahí.

Después de Aristogatos llegarían otros proyectos como Duncan Dhu, con el que consiguió el éxito…

Duncan Dhu era uno más, no hay mayor diferencia entre todos los grupos que he tenido. Lo que pasa es que Duncan Dhu tuvo más éxito.

Más de veinte discos editados, grandes giras… ¿Se plantea una pausa?

No, estoy ya en la huida para adelante que te da la edad. Ahora mismo ya estoy pensando en mi siguiente disco y estoy arrancando con este. Es una necesidad vital hacer canciones y dar conciertos. En mis 32 años de carrera no ha habido un solo año en el que no haya dado un concierto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento