'Médici hermafrodita', esucltura del artista Mateo Maté
La escultura 'Médici hermafrodita', del artista Mateo Maté, perteneciente a la exposición 'Canon' en la Sala Alcalá 31 de Madrid. Mateo Maté

Un discóbolo negro, una venus de Medici con pene o un adonis obeso son algunas de las quince esculturas copias del canon clásico con las que Mateo Maté reflexiona sobre la copia y los valores estéticos y morales del arte, y que se exponen desde este jueves en la galería madrileña Sala Alcalá 31.

Las esculturas de Maté (Madrid, 1964) se han realizado en el taller de vaciados de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que se abrirá también con motivo de esta exposición los días 7 y 21 de junio para mostrar el proceso de elaboración de las figuras.

El artista muestra en Canon cómo se altera el discurso artístico cuando "interviene" en los clásicos y convierte, por ejemplo, a Apolino, copia de una obra de Praxíteles, en Apolina, o un discóbolo anciano y calvo.

El visitante puede contemplar las obras en un itinerario laberíntico "como metáfora de lo azaroso de la existencia humana" en el que dialogan con cinco reproducciones prestadas por el Museo Nacional de Escultura y establecer así "conexiones insólitas y diferentes" entre las nuevas piezas y la canónicas.

Maté suele utilizar objetos cotidianos, a menudo ligados a su propia rutina doméstica, para su producción y está "muy interesado", según explica la galería en una nota, "por el potencial simbólico de la metáfora cartográfica".

De esa manera crea espacios escultóricos y performativos que "resultan familiares y generan un profundo desconcierto, plagados de peligros latentes y enigmas perturbadores".