Los hechos se produjeron este pasado miércoles en un inmueble del distrito Bailén-Miraflores, donde los gritos de auxilio de la mujer procedentes de una vivienda alertaron a dos vecinos, un guardia civil retirado y un vigilante de seguridad, que encontraron a la víctima en el rellano de la planta en estado de shock y a su supuesto agresor en la puerta de su casa, según ha adelantado este jueves el diario 'La Opinión de Málaga'.

La mujer les explicó que era empleada del hogar y que había acudido a ese piso por petición de uno de sus inquilinos. Al parecer, según su versión, intentó propasarse con ella; aunque el hombre negó los hechos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.