Un juzgado de Cuenca ha abierto diligencias previas al presidente de Coca-Cola en España y Portugal, Marcos de Quinto, por la construcción de un chalet supuestamente ilegal en un paraje de gran valor ecológico situado en Pajaroncillo (Cuenca), según informó hoy Ecologistas en Acción.

El grupo conservacionista afirmó en una nota de prensa que la fiscalía ha remitido un informe elaborado por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil al Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 1 de Cuenca, cuyo titular ha abierto procedimiento por vía penal.

La información suministrada por Ecologistas en Acción no pudo ser contrastada en el juzgado mencionado en el comunicado dada la hora de su recepción.

Delito contra el medio ambiente

Los ecologistas añadieron que el caso está en la actualidad en diligencias previas y aseguraron que "si sigue adelante se podría imputar a Marcos de Quinto un delito contra el medio ambiente, y si es condenado, enfrentarse a importantes multas e incluso la cárcel".

"En las proximidades del chalet se ha detectado un túmulo funerario y restos de un dolmen"

El motivo de la demanda es la construcción de un chalet de 400 metros cuadrados en el paraje del Rodenal de Castil de Cabras.

Se trata de paraje "de excepcional valor paisajístico y geomorfológico que le ha valido su inclusión en el futuro Monumento Natural del Rodenal del Cabriel", señaló Ecologistas en Acción, que considera que "el impacto ambiental de la edificación sobre el rodenal sólo puede calificarse como muy grave".

Por otra parte, denunció que "la agresión sufrida por el futuro Monumento Natural se une la posible afectación de un importante patrimonio arqueológico, puesto que el chalet linda con un gran yacimiento de la Edad de Bronce, conocido como "Castil de Cabras".

Este yacimiento ocupa 1.900 metros cuadrados "y reúne muros defensivos, cistas dolménicas, fragmentos cerámicos e industria lítica.

Según Ecologistas en Acción, "en las proximidades del chalet y fuera del propio yacimiento se ha detectado un túmulo funerario y restos de un dolmen, lo que indica que los vestigios arqueológicos ocupan una amplia zona alrededor de la edificación".

El pasado mes de julio Ecologistas en Acción solicitó a la Delegación de la Consejería de Cultura de Cuenca la paralización de la construcción, con el fin de proteger el yacimiento.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CUENCA