Pan
Gran variedad de precios a la hora comprar una barra de pan. AGENCIAS

Las continuas subidas del pan durante los últimos meses, unidas a la variedad de pesos y los distintos precios y variedades que hay en el mercado, hacen que adquirir este alimento de primera necesidad con una buena relación de calidad-precio sea una tarea ardua.

Esta variedad de precios hace que el coste llegue incluso a doblarse según el establecimiento en el que se compre, algo que sorprende a muchos consumidores. Y teniendo en cuenta que se trata de un componente básico en la alimentación diaria y que no suele faltar de la cesta de la compra diaria, una buena elección va a repercutir bastante en la economía familiar.

Las grandes superficies y los supermercados tienen en la ciudad de Pontevedra los precios más bajos que las panaderías, en líneas generales, aunque en muchos casos se trata de pura estrategia comercial, pues no les importa perder dinero en un producto que sirve de reclamo para que el consumidor se lleve otros.

Por ejemplo, en Día, una barra de pan de 250 gramos cuesta 0,38 euros -la de 115 gramos vale 0,26 euros-, mientras que en muchas panaderías el precio es de 0,80 euros, lo que supone un incremento de más del doble.

Las panaderías venden el pan el doble de caro que los supermercados.

En Carrefour, los precios oscilan desde los 0,46 euros de la barra normal a los 0,75 de la gallega, pasando por los 0,59 de la artesana y los 0,79 de la baguete. En este caso tienen también pesos no usuales, como una chapata de 400 gramos que cuesta 1,20 euros.

Por su parte, en el Froiz, la baguete cuesta 0,39 euros y 0,74 y 0,79 las barras normales. Y en Eroski, la baguete aumenta considerablemente ese precio, pasando a 0,68 euros, mientras que las normales, en cambio, lo reducen hasta los 0,51. En este establecimiento también tienen panes de mayor peso, que se venden a 0,90 y 0,82 euros.

En Mercadona, los precios también son bastante bajos, pues la baguete de 210 gramos cuesta 0,48 euros, una barra rústica de 250 gramos, 0,58 euros y una normal del mismo peso, 0,52, mientras que la barra gallega, de medio kilo, vale 1,20 euros.
Despachos.

Sondeo en las panaderías

En A Devesa, la baguete cuesta 0,75 euros, 0,70 la barra normal y 0,75 la de leña, casi igual que en Acuña, pues la única diferencia es el precio de la artesana, que sube cinco céntimos, para quedar en 0,80 €.
En la panadería A Seca, la normal se vende a 0,75, la artesana a 0,80 y la baguete, a 0,55 euros, costes bastante similares a los de Abelleira: 0,80 la barra y 0,70 la baguete de leña.

Y en Panaderías Campolongo, la barra artesana, que es la que más solicitada según sus responsables, se vende directamente al peso, a 2,80 euros el kilo.

Además, el precio de la barra normal en esa tahona es de 0,75 y el de la baguete, de 0,80 euros, igual que en las panaderías Pondal, que ofrece las de leña a 0,80 y 0,85 euros.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PONTEVEDRA .