El Ayuntamiento de Gijón formalizará unos 660 contratos de trabajo en el año 2008, pero todos ellos serán temporales.

Los distintos programas de empleo reservan la mayoría de los puestos para tareas municipales: operarios, jardineros, peones o capataces, que deberían ser cubiertas con oferta pública de empleo como han demandado los sindicatos.

El área de Empleo municipal contará con 27,6 millones de euros de presupuesto para el año que viene. Su objetivo principal, según la concejala, será disminuir el paro femenino y el juvenil, los dos sectores con más problemas en este sentido.

Begoña Fernández señaló además que ya está completa la lista de beneficiarios del Plan Piles para el año que viene. De los 142 participantes, 93 (el 66%) son mujeres y 22 son personas con algún tipo de discapacidad.

Por su parte, Oviedo inició ayer las pruebas de selección para los 80 puestos del plan local de empleo, también contratos temporales por un año.  La capital aún mantiene trabajadores de colaboración social, unos 200. Éstos son parados a los que el municipio les completa la prestación. No pueden coger bajas ni vacaciones, aunque este año verán mejoradas sus condiciones económicas y su régimen de descansos.