Caimán
Foto de un caimán GTRES

Un caimán de dos metros y medio de largo mordió a una niña de 10 años en un lago de Florida, pero la menor se defendió con un truco que escuchó en un parque temático. Al final resultó sólo con heridas sin gravedad en la rodilla y la pantorrilla, según medios de la zona.

La niña tenía las piernas dentro del agua en una zona poco profunda de un lago del Parque Moss, cerca de Orlando (Florida), cuando el caimán la atacó.

La niña le pegó al caimán en la fosa nasal, algo que aprendió en una visita a un parque temático sobre estos animales. Así pudo sacar la pierna de sus fauces antes de sufrir un daño mayor, según contó la propia niña, que acabó con diez puntos de sutura en la pierna. Mientras, el reptil fue capturado y sacrificado.

El gerente de Recreación y Parques de la zona contó a los medios que los salvavidas del parque escucharon los gritos de la niña, pero antes de que llegaran a su rescate, vieron que saltaba y se alejaba de la orilla.

Los lagos de este parque están abiertos y muchas personas se bañan y nadan en ellos, sobre todo los fines de semana. Ahora permanecerá cerrado para investigar lo sucedido.

La población de caimanes en Florida se mantiene estable en 1,3 millones de animales; y desde 1948 en esta misma zona han sido mordidas por estos reptiles 338 personas, de las que 24 murieron como consecuencia de ello.

El caso más dramático que se recuerda ocurrió el año pasado, cuando un niño de 2 años fue atrapado delante de sus padres por un caimán en la orilla de una laguna artificial de un centro turístico en Orlando. Su cuerpo sin vida fue hallado por buceadores pocos días después.