Las crisis entre flamencos y francófonos se agrava aún más en Bélgica

  • Un nuevo intento para evitar la partición de Bélgica ha fracasado.
  • Los partidos francófonos se retiraron de una votación parlamentaria al estar en total desacuerdo con las pretensiones flamencas.
  • Bélgica ya superó el pasado lunes el récord de 148 días sin gobierno.
Varios políticos francófonos conversan en el Parlamento belga.
Varios políticos francófonos conversan en el Parlamento belga.

Un nuevo intento para evitar la partición de Bélgica ha fracasado al romperse el diálogo entre los flamencos y los francófonos, en el que se contemplaba una federación belga bilingüe.

Cinco meses después de las elecciones, fracasaron dichas negociaciones del gobierno para reformar el mecanismo de poder entre los seis millones de flamencos de habla holandesa y los 4,5 millones de belgas de habla francesa, lo que agrava la crisis política nacional.

Los partidos francófonos se retiraron de una votación parlamentaria sobre la configuración de un distrito electoral lingüístico en torno de la capital Bruselas, aduciendo que era una inaceptable medida unilateral flamenca. "Significa que las conversaciones se paralizan", dijo el francófono liberal François Xavier de Donnea.

Bélgica ya superó el pasado lunes el récord de 148 días sin gobierno. Ahora le corresponde al rey Alberto decidir cómo superar este bloqueo gubernamental.

Se ha hablado incluso de formar un gobierno que sólo se haga cargo de las cuestiones políticas y económicas urgentes, dejando para más adelante las disputas lingüísticas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento