Playa, contaminación, sucia
Una lata de refresco enterrada en baja la arena de una playa. KAREN KECZMERSKI / GTRES

Ocho jóvenes de Madrid y Barcelona pretenden iniciar una travesía solidaria para limpiar y preservar el Mediterráneo, para lo que han abierto una campaña de microfinanciación con el fin de concienciar a la población de la importancia de no ensuciar las playas y el mar.

Los jóvenes, exalumnos de la Universidad Carlos III de Madrid, han lanzado la iniciativa tras constatar en sus travesías por Ibiza, Mallorca, Denia (Alicante), Jávea (Alicante) y toda la Costa Blanca un "problema recurrente que es la basura, vertidos, plásticos y latas de bebidas", ha informado el promotor de la idea, el ingeniero de Telecomunicaciones y patrón de barcos de recreo Rubén G. Navamuel.

El periplo, que se realizará del 12 al 19 de agosto desde la Costa Blanca hasta Baleares, contempla llegar a los puntos con más afluencia de turismo en la época estival que son Formentera e Ibiza, y donde han podido encontrar más basura en aguas del Mediterráneo.

En el recorrido repartirán ceniceros elaborados especialmente para la campaña con el fin de concienciar a los fumadores de que "tirar una colilla en la playa o al agua supone la contaminación de ocho litros de agua, además de la permanencia por más de cuarenta años en el mar", ha asegurado Navamuel.

Además, pretenden concienciar a las tripulaciones y viajeros de los barcos que eviten que los residuos que generan a través de cuerdas y bolsas reutilizables o con velcro.

Un velero para acabar con la basura

La iniciativa de microfinanciación busca llegar a los 4.200 euros y patrocinadores. Los voluntarios que participen en la acción recibirán como recompensa un pequeño obsequio por colaborar en acciones que van desde la recogida de basura tanto a pie de playa como en las embarcaciones que "abarrotan la costa en esas fechas".

Tirar una colilla en la playa supone la contaminación de 8 litros de agua, además de la permanencia por más de 40 años en el mar

Las cantidades varían desde uno a 50 euros o más, y éstos últimos podrán participar directamente en el sorteo de una plaza a bordo, para compartir la experiencia en primera persona.

El dinero que recauden se utilizará en el alquiler de una embarcación, la impresión de folletos, la compra de bolsas para la recogida de residuos, compra de conos anticolillas, el diseño y la compra de camisetas, campañas y promoción de recogida de residuos a través de las redes sociales, y las banderas que se entregarán a las personas y embarcaciones que decidan participar.

Hasta ahora cuentan con un velero que será tripulado por Navamuel y en el que también viajarán otro ingeniero de Telecomunicaciones de Barcelona, una psicopedagoga, una profesora de Educación Infantil y una pareja de activistas ecologistas, entre otros.

Además, están pendientes de conseguir otro barco que será tripulado por un compañero del club náutico de Denia al que pertenece Navamuel.

Más de 180 millones de turistas pasan por sus playas, más de 160 millones de personas residen en sus núcleos urbanos y una sola gota de agua contaminada en el Mediterráneo permanece circulando durante un siglo en sus aguas, según Mediterráneo Limpio.