Ha recordado que la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Cala asumieron la ejecución de la ampliación de la A-434, en un tramo de algo más de medio kilómetro. De este modo, se ensanchó para hacerlo accesible al tráfico peatonal y de vehículos lo que tan sólo era una cuneta para convertirla en parte del trazado de la A-434.

Así, ha señalado que la finalidad de esta actuación consistía en facilitar el acceso desde el casco urbano de Cala al cementerio municipal, garantizando la seguridad y evitando que los sepelios afecten al tráfico en esta vía. Esta carretera enlaza con la N-630, con las localidades de Arroyomolinos de León y Fregenal de la Sierra, siendo una vía "fundamental" para las comunicaciones de la zona.

Las obras tuvieron un presupuesto de 64.900 euros. Sin embargo, Fidel Casilla ha criticado que "la actual delegada provincial de Fomento diga ahora que no dispone de fondos para posibilitar que este tramo de vía se abra a la circulación".

Ante esto, el alcalde sostiene que la Delegación Provincial de Fomento es la que tiene que realizar esta obra por ser de su competencia, al encontrarse en dominio público de carreteras. Sin embargo, desde que se ejecutó la ampliación, este tramo permanece cortado al tráfico "provocando un evidente perjuicio a nuestra población", ha proseguido

Casilla.

El primer edil ha explicado han tratado, "sin éxito, en varias ocasiones reclamar a la Delegación Provincial de Fomento y Vivienda la ejecución de estas obras". "Ante la negativa con la que el Ayuntamiento de Cala se ha encontrado nos estamos planteando recurrir a la movilización vecinal para exigir a la Junta que se haga esta obra, pues consiste en una

necesidad para nuestra población y resulta absurdo que este tramo de vía siga cortado", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Huelva.