Víctor Navas, Manuel Arroyo
Víctor Navas, Manuel Arroyo EUROPA PRESS / AYUNTAMIENTO DE BENALMÁDENA

El alcalde ha explicado que los presupuestos se han podido aprobar este miércoles definitivamente "gracias al trabajo desarrollado por el concejal de Economía y Hacienda, Manuel Arroyo, y el equipo de Intervención"

El primer edil ha señalado que, gracias a la bajada del ocho por ciento del valor catastral de las viviendas y a que la bonificación del IBI se va a realizar por tramos, "pagarán más impuestos los que cuenten con mayores recursos económicos, y menos las economías más vulnerables: hemos aplicado criterios progresistas en la recaudación".

"A través de ese principio de capacidad de pago, le pedimos a las economías con mayor fortaleza un pequeño esfuerzo, que apenas se notará gracias a esa bajada del 8% en el valor catastral, para que entre todos seamos solidarios y ayudemos a quién peor lo están pasando a consecuencia de la crisis", ha recordado el alcalde.

"Ahora estamos empezando a cosechar los resultados de nuestra gestión, gracias a una estabilidad política que Benalmádena no disfrutaba desde hace varias legislaturas", ha valorado Navas.

En cuanto a las alegaciones, el alcalde ha informado que se han acabado desestimando "porque un informe de Intervención así lo aconsejaba".

"Se trata de unos presupuestos basados en el control del gasto público, la búsqueda de la eficiencia y la eficacia en la gestión municipal", ha defendido el concejal de Economía y Hacienda, Manuel Arroyo, acerca de unas cuentas que reflejan 103.939.817,94 euros en el apartado de ingresos, y 95.975.386,90 euros en el de gastos.

"Además, reflejan el compromiso con la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera y el límite de gasto no financiero de la administración local", ha subrayado Arroyo. "El objetivo es que este Ayuntamiento sea una administración bien gestionada y solvente, que reduce su endeudamiento y que se rige por el equilibrio presupuestario, con la idea de seguir en la línea de superávit del anterior presupuesto y así poder acceder a ese remanente que nos permitirá seguir realizando inversiones", ha apuntado el concejal.

"Estamos muy satisfechos: con estos presupuestos continuamos una gestión económica que supone reducir el endeudamiento del Ayuntamiento para generar superávit", ha añadido Arroyo.

INVERSIONES

Dentro del apartado de gastos, el presupuesto municipal de 2017 recoge inversiones reales por un importe de 1.948.719,20 euros, a lo que habría que sumar los diez millones de euros del superávit al que ha podido acceder el equipo de gobierno tras cumplir los parámetros del Plan de Ajuste.

Dentro de dichas inversiones, destacan las obras de remodelación y pavimentación de zonas peatonales en el Paseo del Generalife: 550.000 euros; el IVA del Plan de Asfaltado desarrollado con el apoyo económico de la Diputación: 183.000 euros; Obras de mejora y reparación en el edificio de la jefatura de Policía Local 90.000 euros; las obras de contención en calle Carabela: 199.650 euros; las obras de mejora en el vial público que atraviesa Rancho Santo Domingo: 96.800 euros; las obras en el paseo marítimo de Torrequebrada: 120.000 euros; las mejoras e inversiones en centros escolares: 45.000 euros.

Por otra parte, el edil de Economía y Hacienda ha desgranado algunas de las principales inversiones que se realizarán con los mencionados 10 millones de euros del superávit, como la adquisición de nuevos equipos de limpieza para Servicios Operativos (1.900.000 euros), obras de mejora en diversos viales urbanos (3.000.000 euros), implantación de la administración electrónica para ofrecer una atención más ágil y eficaz al ciudadano (1.000.000 euros), instalación de luminarias LED de bajo consumo (800.000 euros) diversos proyectos de mejora en los colegios (300.000 euros) .

Consulta aquí más noticias de Málaga.