Un dulce clásico en tu cocina
Donuts. HARPERS BAZAAR

Un hombre de 42 años murió el pasado domingo en Denver mientras participaba en un concurso de comer donuts. Travis Malouff se asfixió mientras intentaba devorar un pastel gigante en 80 segundos.

La competición, organizada por Voodoo Donughts, premiaba al ganador con su pastel gratis y un cartel que le nombraba vencedor. Después de este suceso, el certamen fue suspendido.

Según aseguró una de las camareras, el fallecido había elegido "una tarta del tamaño más pequeño".

Dos muertes

La de Malouff coincide con la muerte de otro joven, de 20 años, ese mismo día en otro concurso, esta vez de comer tortitas, en Connecticut.

La camarera entrevistada por ABC News comentó que Malouff "dividió su tarta por la mitad y comenzó a comer", cuando ella misma anunció que "quedaban treinta segundos" para el final de la prueba.

Según cuenta, llegó un momento que "teniendo todavía un trozo en la mano, se giró hacia los jueces, ya sin respirar y con la cara en un tono azul".