Alumnos, selectividad, examen, PAEG
Varios alumnos hacen un examen. EUROPA PRESS

La Universidad de Oxford ha elegido España como el primer país donde se pone en marcha el nuevo examen de esta institución cien por cien online que certifica la competencia lingüística de los alumnos "de una manera fiable y segura".

Y es que, según ha informado Oxford University Press en un comunicado, el Oxford Test of English se ha desarrollado y validado con un equipo de expertos independientes y se podrá realizar exclusivamente en centros examinadores autorizados (Approved Test Centre). De esta manera, la universidad de habla inglesa más antigua del mundo le ha plantado cara a la Universidad de Cambrige en cuanto a certificación de inglés.

Cambridge lleva más de 100 años en el nogocio del inglés pero Oxford solamente ofrecia materiales para el aprendizaje a profesores y alumnos, no tenían prueba de certificación. Ahora, tras más de un siglo han decidido no esperar más.

El examen ya está reconocido por la Asociación de Centros de Lenguas en la Enseñanza Superior (ACLES) y la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), así como por las universidades de todo el país y consejerías de varias comunidades autónomas.

Nadie aprueba o suspende, sino que todo el mundo certifica su nivel

Dirigido a jóvenes y adultos, evalúa la capacidad del alumno de expresarse en inglés en diferentes situaciones del entorno educativo, profesional y social y puede realizarse online los 365 días del año en cualquiera de los centros examinadores autorizados.

La principal diferencia con las pruebas de Cambridge, que miden el nivel de conocimientos a través de unos exámenes estándar —los famosos First (nivel intermedio), Advanced (avanzado) o Proficiency (superior)—, es que Oxford ha apostado por un único examen que permite al alumno conocer su nivel. "Nadie aprueba o suspende, sino que todo el mundo certifica su nivel", explica su director, Peter Marshall.

En cada uno de los niveles consta de cuatro módulos (Speaking, Reading, Listening y Writing) que deben realizarse en un máximo de dos horas y durante todo el examen el alumno podrá ver su progreso, así como el tiempo disponible y el consumido. Los alumnos conocerán el nivel específico en cada área por separado.

En cuanto al precio, los reponsables señalan que estará en la media del resto de exámenes de certificación. Los de Cambridge van desde los 50 euros del Young Learners a los 217 del Proficiency.

De este modo, la validez de los resultados "está garantizada" y que permite una gran flexibilidad al realizarse íntegramente de forma digital y, además, independientemente de la nota obtenida queda acreditado el nivel de inglés del examinado.