Los vecinos de Altozano piden que les poden los árboles y que mejoren el alumbrado

  • Una vecina se queja de la poca iluminación en Altozano y de que los árboles tapan la luz.
  • El Ayuntamiento dice que no hay razón para podarlos.
  • Lee aquí otras crónicas del Defensor o envíale tu queja.

María José Seguí, de Altozano, en Alicante, se queja de que «en la calle Pintor Baeza (de la plaza de América a Gran Vía, en la entrada al Hospital General), hay tres farolas que no funcionan desde hace muchísimo tiempo y las que funcionan apenas se ven, porque las ramas de los árboles impiden que cumplan su función».

Y también de que «el color amarillento de las bombillas hace que todo se vea peor y más sucio», preguntándome «por qué no se pone luz blanca como en la mayoría de las ciudades» y si puedo averiguar «por qué no se sustituyen» y si «pueden podar las ramas para caminar sin miedo a tropezar con alguna baldosa o pisar algún excremento canino, además de tener más seguridad al salir de noche».

La señora Seguí lleva tanta razón que aún se queda corta en su denuncia, porque, en efecto, la iluminación nocturna de la calle Pintor Baeza es muy débil, por no decir siniestra, en una vía repleta de comercios, muy transitada y de intenso tráfico.

Lo pude comprobar la noche del pasado martes y también la del jueves 1 de noviembre, observando que no sólo no funcionan las tres farolas que denuncia, ubicadas junto a la panadería Las Plazas (en la urbanización del mismo nombre), la cafetería Mozart y el bar La Clau, sino otras cinco más, es decir hasta ocho, seis en la misma acera y dos en la de enfrente, cerca de una galería de alimentación.

Pero es que encima la exuberante frondosidad de los árboles impide que otras muchas farolas alumbren la calle, ocultas por las ramas. Belinda Carbonell, presidenta de la asociación de vecinos, constata que «pocas farolas funcionan bien y la mitad están apagadas», avisándome de que ha puesto «el tema varias veces en conocimiento de la Policía Local».

Y María Ángeles Cinos, presidenta de la Asociación de Comerciantes de Altozano y Pintor Baeza, ratifica que «el problema de las farolas fundidas y de la necesidad de podar los árboles» ya se lo expusieron al concejal Juan Zaragoza (ex responsable de Comercio), y que enviaron recientemente «varios escritos a Andrés Llorens (regidor de Servicios), y parece que ya están en ello».

Sin embargo, en Servicios apenas me dicen que «no es recomendable» la poda de los árboles, sin proyectar ningún arreglo o cambio de las luces. Lluís Falcó, reconocido ecologista, me explica que «muchas instalaciones (lumínicas), como ésta, son de los años setenta, una luz amarilla especialmente indicada para la visibilidad de los conductores, pero no en áreas con edificios», y que «la luz blanca, de precio muy similar, es la que debe impulsarse», sin que haya «razón económica» para ese correcto cambio. Un cambio que propone el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía, del Ministerio de Industria, y «al que el Ayuntamiento no le hace ningún caso», según Falcó.

EVALUACIÓN DE LA RESPUESTA

Concejalía de Servicios: Suspenso

¿Tienes alguna queja sobre la administración? Déjala escrita aquí o envía un mensaje a defensoralicante@20minutos.es

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento