En nota de prensa, el Ministerio Fiscal sostiene que el acusado, cuando se encontraba interno en el Centro Penitenciario de Asturias en 2014 entregó a otro preso un trozo de hachís de 0,53 gramos, valorado en 3,04 euros.

La Fiscalía considera los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública, en su forma de sustancias que no causan grave daño a la salud y solicita que se condene al acusado a 3 años de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por el tiempo de la condena y multa de 9 euros, con un día de privación de libertad en caso de impago.

Consulta aquí más noticias de Asturias.