El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha evitado este jueves pedir la dimisión de Jeroen Dijsselbloem como presidente del Eurogrupo por sus polémicas declaraciones sobre los países del sur de la eurozona, pero declaró que si no se disculpa no tiene "catadura moral" para el puesto.

El jefe de la diplomacia española declaró en Bruselas que si Dijsselbloem no se disculpaba "es porque creee en lo que dijo" lo que para él reflejaría "una catadura moral" que no cree compatible con la función que ejerce en la actualidad.

Dastis, que llegó a Bruselas desde Washington, explicó que no estaba al corriente de las últimas declaraciones de Dijsselbloem, en las que el presidente del Eurogrupo dijo que "lamenta" si alguien se ofendió por sus declaraciones en las que sugería que los países del sur derrochaban en "copas y mujeres", pero aseguró que no tiene intención de dimitir.

"Yo no había visto esas declaraciones. Entraré a verlas para comentarlas", dijo.

El titular español de Asuntos Exteriores atribuyó la salida de tono del ministro holandés de Finanzas a que los socialdemócratas del Partido del Trabajo (PvdA) se dejaran más de un 75 % de escaños en las elecciones legislativas celebradas la semana pasada en los Países Bajos.

Según Dastis, tanto Dijsselbloem como su partido, "están en una situación difícil" que puede hacer que "uno pierda los nervios y diga cosas no convenientes".