Incidentes en Hernani
La policía retiene a un par de manifestantes. EFE / Javier Echezarreta
Los cuatro simpatizantes de la izquierda abertzale detenidos el sábado en Hernani (Guipúzcoa) acusados de intentar agredir a agentes de la Ertzaintza que impedían una manifestación de homenaje a presos de ETA han quedado en libertad.

El departamento vasco de Interior han informado de que los arrestados, que quedaron en libertad a medianoche, deberán comparecer ante la autoridad judicial cuando sean citados para ello.

Están acusados de tratar de agredir a agentes de la Policía vasca y de participar en los altercados que siguieron a la prohibición de la marcha en el casco viejo del municipio, donde se cruzaron contenedores y la Policía vasca cargó con material antidisturbios.

La manifestación se convocó en sustitución de un homenaje a varios miembros de ETA que murieron en el frontón de la localidad, cuya celebración estaba prohibida desde el miércoles.