El vicepresidente de Covite, Josu Puelles, y el primer consejero de Asuntos Políticos y de la Unión Europea de la Embajada alemana en Madrid, Stefan Bantle, han mantenido un encuentro en Vitoria, a petición de la Embajada de Alemania.

En esa reunión, Covite ha expuesto su preocupación por la "nula aplicación" de políticas de "prevención de la radicalización violenta" en el País Vasco o Navarra. En este sentido, ha informado a Bantle de episodios como los "continuos homenajes a etarras" salidos de prisión o "la implicación de niños en actos de recuerdo a terroristas celebrados en institutos o colegios".

Puelles se ha referido también a la "institucionalización del odio" en torno a las Fuerzas de Seguridad y ha desgranado ante la diplomacia alemana cómo "campañas promovidas por ETA contra agentes de la Guardia Civil han derivado en brutales agresiones", como la registrada en la localidad navarra de Alsasua.

El colectivo ha insistido en que la presencia del "brazo político de ETA" en las instituciones y la "justificación del asesinato selectivo de seres humanos" contribuye a "fomentar la radicalización entre los más jóvenes", al tiempo que ha lamentado que ello "no está siendo contrarrestado desde el Estado de derecho".

Finalmente, el colectivo de víctimas del Terrorismo ha incidido en que las políticas públicas de memoria del Gobierno vasco "están tratando de construir un relato en el que la responsabilidad de ETA queda difuminada".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.