Trump
Donald Trump durante su intervención en la Conferencia anual de Acción Política Conservadora (CPAC). Olivier Douliery / EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró este viernes que la construcción del muro con México va a comenzar "antes de lo previsto" y defendió su plan de reforzar el control migratorio para echar de su país a los "tipos malos".

"Vamos a construir el muro, no os preocupéis. De hecho, va a comenzar pronto, antes de lo previsto", subrayó Trump en su discurso ante la Conferencia anual de Acción Política Conservadora (CPAC), el principal encuentro del conservadurismo en EE UU.

"Vamos a emprender una acción rápida y contundente para asegurar la frontera sur de Estados Unidos y a empezar la construcción de un gran, gran muro fronterizo", insistió el presidente, al subrayar su intención de detener "el flujo de inmigración ilegal".

Trump indicó, sin aportar detalles, que "los agentes de inmigración están encontrando a miembros de bandas, traficantes de drogas y extranjeros criminales y echándolos fuera del país".

"No les dejaremos volver. No van a regresar. Y si lo hacen, se toparán con problemas más grandes de los que jamás han soñado", agregó el multimillonario neoyorquino.

Trump quiere empezar la construcción del muro con México en los enclaves fronterizos de El Paso (Texas), Tucson (Arizona) y El Centro (California) y pagarlo con dinero aprobado por el Congreso, informó el pasado martes el Gobierno.

Contra los medios

En su discurso, el presidente atacó de nuevo a los grandes medios de comunicación, a los que llamó "deshonestos", "enemigo del pueblo" y divulgadores de "noticias falsas".

En la segunda jornada de la conferencia CPAC, Trump arremetió contra la prensa por pensar que nunca ganaría las elecciones presidenciales de noviembre pasado y por mantener siempre como favorita de las encuestas a la candidata demócrata Hillary Clinton.

Estamos combatiendo las noticias falsas. Son falsas, embustes, falsas"Estamos combatiendo las noticias falsas. Son falsas, embustes, falsas. Hace unos días llamé enemigo del pueblo a las noticias falsas, y lo son", aseguró Trump.

"Tenemos que luchar contra ellos. Los medios son muy inteligentes, muy astutos y deshonestos (...). Se enfadan cuando exponemos sus noticias falsas", indicó el presidente ante ese foro, el más importante del conservadurismo en EE UU.

Trump matizó que no está en contra de los medios de comunicación, sino contra los que divulgan "noticias falsas", aunque volvió a arremeter contra medios como el canal de noticias CNN, cuyas historias están contrastadas y cuya organización tiene un consejo ético y de redacción.

El presidente estadounidense insistió en la idea de que los principales medios del país publican noticias falsas, algo que plasmó en un polémico tuit la semana pasada en el que llamaba a reputadas organizaciones como The New York Times, ABC, NBC, CBS o CNN, los "enemigos del pueblo".

No tienen fuentes. Se las inventan"Yo amo la Primera Enmienda (de la Constitución). Nos da a todos el derecho de decir lo que pensamos (...). Me da el derecho a criticar noticias falsas. Muchos de estos medios son parte de grandes corporaciones mediáticas con su propios planes y esos no son sus planes o los del país", aseguró Trump, ante una audiencia entregada.

Trump ha reanudado sus ataques a la prensa, que expone a diario las imprecisiones y los datos erróneos que presenta en discursos, por publicar filtraciones internas de su equipo citando a fuentes anónimas dentro del Gobierno.

"No tienen fuentes. Se las inventan", dijo Trump, quien pidió a los medios que citen solo fuentes con nombre, no anónimas, en sus historias.

Poder militar

Trump también afirmó que no está "representado al mundo", sino únicamente a su país, y prometió que volverá a "ganar" e imponer su poderío militar.

Yo no estoy representando al mundo, estoy representando a nuestro país"Yo no estoy representando al mundo, estoy representando a nuestro país", exclamó Trump ante la CPAC. "Somos estadounidenses y el futuro nos pertenece a nosotros".

A juicio de Trump "la cooperación global está bien", pero marcó distancias con el multilateralismo al anotar que no existe una "moneda global" o una "bandera global".

El presidente prometió que EE UU volverá a "ganar" e imponer su poderío militar gracias a un gran aumento del gasto en defensa, con lo que nadie "se meterá con nosotros".

¿Cuándo fue la última vez que ganamos una guerra, algo?"¿Cuándo fue la última vez que ganamos? ¿Cuándo fue la última vez que ganamos una guerra, algo?", se preguntó.

Para ello, el presidente prometió un gran aumento en el gasto en defensa, de modo que "nadie se va a meter con nosotros" y subrayó su creencia "en la paz a través de la fuerza".

Su encendido discurso nacionalista, que recordó a sus mítines durante la campaña electoral, fue coreado constantemente con los gritos de "USA, USA, USA" por parte de los asistentes.