El último de Los Ramones
Marky Ramone tuvo que dejar el grupo varias veces por sus problemas con la bebida.

música
Es la hora de preparar las chapas, buscar vaqueros apretados y sacar del armario las camisetas negras. Todo para salir a la calle con el aire reivindicativo que caracterizó a los años 70 y 80, cuando Los Ramones arrasaban allí por donde iban. El grupo neoyorquino sigue vivo una década después de separarse en la figura de su batería, Marky Ramone.

Este artista desempolvará hoy en Córdoba sus baquetas para deleitar a los asistentes con los temas que hicieron historia. Con un estilo puramente punk y sin artificios, el mítico

grupo se hizo famoso con melodías simples y con estribillos acelerados y destructivos. Durante el concierto se podrán disfrutar temas tan conocidos como Blietzkrieg Bop o Beat on the brat.

Marky Ramone es el único componente vivo de Los Ramones, puesto que el resto de sus compañeros ya han fallecido: Joey lo hizo en 2001, Dee Dee en 2002 y Johnny en 2004.

Durante los años que estuvo en la banda –desde 1976 hasta 1996– sus idas y venidas dentro del grupo fueron constantes, debido sobre todo a los problemas que tuvo con el alcohol.

*Sala Metrópolis. Avenida de Chinales, s/n. Hoy, a partir de las 22.30 horas. Entrada: 15 euros.

El entrante será cordobés

El punk también es el estilo que más caracteriza al grupo cordobés Fiebre Amarilla, cuyos componentes serán los teloneros del concierto de esta noche de Marky Ramone. Se trata de un trío que dio sus primeros pasos en el mundo de la música en 1997, curiosamente pocos meses después de que Los Ramones ofrecieran su última actuación en Los Angeles.