El hijo pequeño de Ruiz-Mateos ha sido condenado por agredir a dos jóvenes en Baqueira

  • La pena es de dos meses de prisión, que se han sustituido por una multa de 960 euros, y de 85.000 euros de indemnización a los dos jóvenes a quien agredió.
  • El juicio no se ha celebrado porque las partes han llegado a un acuerdo y la jueza ha emitido la sentencia 'in voce'.
El hijo pequeño de Ruiz-Mateos condenado a dos meses de prisión y a pagar 85.000 euros por apalear dos jóvenes en Baqueira.
El hijo pequeño de Ruiz-Mateos condenado a dos meses de prisión y a pagar 85.000 euros por apalear dos jóvenes en Baqueira.
ACN

Álvaro Ruiz-Mateos, el hijo pequeño del empresario desaparecido el 2015, se ha sentado este jueves al banquillo de los acusados del juzgado penal 1 de Lleida acusado de dos delitos de lesiones, junto con tres acusados más.

Aún así, el juicio no se ha celebrado porque las partes han llegado a un acuerdo y la jueza ha emitido la sentencia 'in voce'.

Ruiz-Mateos ha sido condenado a dos meses de prisión (que se han sustituido por una multa de 960 euros) y a indemnizar con 85.000 euros a los dos jóvenes a quién agredió la madrugada del 31 de diciembre de 2012 a la salida de una discoteca en Baqueira.

A pesar de que inicialmente la fiscalía pedía por Ruiz-Mateos tres años y cuatro meses de prisión, finalmente ha aceptado reducir la petición de pena al aplicar las atenuantes de reparación del daño, puesto que ha entregado al juzgado los 85.000 euros en concepto de responsabilidad civil, y de dilaciones indebidas, puesto que el juicio se ha celebrado más de cuatro años después de los hechos. Los otros tres acusados han quedado absueltos.

Según el reconocimiento final de los hechos por parte de los acusados y las partes, el 31 de diciembre de 2012, dos grupos discutieron dentro de una discoteca en Baqueira. En uno estaba el hijo pequeño de Ruiz-Mateos y en el otro los dos jóvenes víctimas de la agresión.

Una vez afuera de la discoteca, los dos agredidos intentaron esconderse dentro del hotel donde trabajaban pero el acusado, que iba con otro chico que no se ha podido identificar, los pilló y los pegó. Uno de los jóvenes tardó a curarse las heridas un mes y el otro casi un año.

Las partes entienden que los otros tres acusados llegaron en coche al lugar de los hechos después de la agresión para llevarse al hijo pequeño de Ruiz-Mateos.

El abogado de las víctimas, Enric Rubio, se ha mostrado satisfecho por la condena porque "finalmente se ha hecho justicia" después de cuatro años. Reconoce que la pena es mínima pero destaca la indemnización que han podido percibir sus clientes.

Rubio ha destacado que las imágenes que se consiguieron del momento de los hechos fueron clave para condenar a Álvaro Ruiz-Mateos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento