Laura Moreno: "En cinco años el visón europeo podría desaparecer. Es ahora o nunca"

Cachorros de visón recién nacidos en el centro FIEB, Toledo
Cachorros de visón recién nacidos en el centro FIEB, Toledo
Fundación para la Investigación en Etología y Biodiversidad

La organización Fondo Mundial por la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) ha lanzado la campaña '#Menosde500' para salvar al visón europeo de su "inminente extinción". WWF ha abierto una recaudación de firmas para pedirle a la Ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que declare "oficialmente" al visón europeo como especie en situación crítica y empiece a actuar "de forma urgente" para poner en marcha un plan que consiga evitar la extinción de la especie. La campaña '#Menosde500' lleva recaudadas más de 10.000 firmas.

En Europa el área de distribución del visón europeo se ha visto reducida en un 90% en los dos últimos siglos y se estima que su población es de menos de 5.000 ejemplares. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) declaró al visón europeo "en peligro crítico", la máxima categoría de amenaza de una especie. Por eso WWF considera que es el "mamífero más amenazado de nuestro continente".

Laura Moreno Ruiz es la portavoz del programa de especies protegidas de WWF España y una de las responsables de la campaña.

¿Por qué decidís lanzar esta campaña?

Básicamente porque esta especie está al borde de la extinción. Ya ha desaparecido el 90% del área de distribución original de la especie y, a pesar de que se han hecho esfuerzos, no se ha conseguido frenar su extinción. Hemos llegado a un punto en el que sabemos que quedan menos de 500 ejemplares en España, pero tampoco sabemos el número exacto porque el último censo es de principios del año 2002, con lo cual, la situación podría ser mucho peor.

Hemos lanzado esta campaña para que haya más apoyo social, para dar a conocer la especie porque es muy poco conocida. Pero lo que de verdad hace falta al final es dinero y tomarse mucho más en serio la conservación de esta especie.

¿Qué pedís desde WWF para mejorar su conservación?

Hasta el momento no ha habido ni el compromiso ni la implicación suficiente. La gestión de estas especies depende de las comunidades autónomas pero la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, en el apartado segundo del artículo 60, establece que en una situación muy crítica el Ministerio puede coordinar determinadas actuaciones y habilitar presupuesto para intentar frenar la extinción de la especie. Esto es lo que demandamos, que el Ministerio declare a la especie en situación crítica conforme a ese artículo y que habilite el presupuesto necesario para su conservación de manera que haya compromiso a largo plazo.

También pedimos que se haga un censo a nivel nacional porque las comunidades autónomas realizan censos en momentos distintos empleando metodologías distintas por lo que todo es una estimación. El último censo serio que se hizo fue hace más de 15 años. Hay un proyecto en marcha que se llama Life Lutreola pero terminará en 2018 y después no se sabe qué va a pasar. Nos preocupa que no haya un compromiso a largo plazo porque en cuanto se dejen de llevar a cabo acciones específicas, la especie va a ir a peor.Hasta el momento no ha habido ni el compromiso ni la implicación suficiente".

¿En qué ha consistido el compromiso político para asegurar la especie?

Digamos que se han hecho pequeños esfuerzos pero no todo lo que hacía falta. El visón europeo se declaró en peligro de extinción hace unos años, se redactó una estrategia para conservar la especie y se creó una estrategia de trabajo de las comunidades autónomas con el Ministerio, pero es una especie desconocida para la sociedad y tampoco se le ha prestado tanta atención como a otras especies.

Por ejemplo eso se ve en los centro de cría en cautividad que por el momento no han contado con financiación sino que cuentan con subvenciones intermitentes, por lo que la cría en cautividad no acaba de funcionar. Así como, en su momento, hubo un compromiso del Ministerio para conservar al lince ibérico y dotar los programas de cría de recursos para que pudieran funcionar, en este caso no lo ha habido.

Reconocemos que se han hecho cosas pero quizás ha faltado una mayor coordinación por parte del Ministerio y un compromiso a largo plazo porque estos aspectos puntuales sirven para poner parches.

¿Cómo le afecta al visón europeo la incursión del visón americano en su hábitat?

El visón americano es bastante agresivo y compite directamente con el europeo, desplazándolo. Allí donde existe el visón americano desaparece el europeo. Pero también compite con otros mustélidos a los que desplaza de su hábitat y les transmite enfermedades, como la enfermedad aleutiana del visón.

A parte, el visón americano es un gran depredador y si sus poblaciones aumentan se convierte en una bomba biológica porque esta especie depreda sobre medio centenar de especies de nuestra fauna. Todas las especies ligadas al medio acuático se ven afectadas.

¿Cuándo empieza a introducirse el visón americano en el hábitat del europeo?

El visón americano llega por el interés de la industria peletera para la producción de abrigos de visón y se introduce en Europa a lo largo del siglo pasado. Se empiezan a crear granjas de cría de visón americano para producir pieles y, desde entonces, se han producido múltiples problemas.

El mayor impacto lo han generado las asociaciones animalistas que, por la preocupación del bienestar animal, han liberado de forma intencionada e ilegal los visones americanos de las granjas. Normalmente cuando se hacen estas liberaciones gran parte de los animales mueren porque están acostumbrados a vivir en cautividad pero los que consiguen adaptarse, cuando se reproducen, se expanden rápidamente.

¿Cómo se puede proteger y asegurar la supervivencia de los visones europeos?

En la campaña proponemos que se declare en situación crítica para que se pueda implicar el Ministerio y habilitar recursos de forma un poco más estable, sin que dependamos de fondos de Europa y de la voluntad de ciertas comunidades autónomas. Pedimos que haya un compromiso firme entre el Ministerio y las comunidades implicadas.

Pero las tres cosas que consideramos fundamentales son un censo a nivel nacional, coordinado y con la misma metodología para saber cuál es la situación de la especie; habilitar un centro de referencia para la cría en cautividad que tenga recursos constantes y pueda funcionar continuamente; y, por último, el control efectivo de las poblaciones de visión americano para frenar su avance.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento