Los supuestos sobornos de una empresa salpican la reelección de Santos en Colombia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ante la prensa.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ante la prensa.
Presidencia de Colombia

El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, ha pedido a la autoridad electoral que investigue el supuesto ingreso de un millón de dólares (cerca de 938.000 euros) de la constructora brasileña Odebrecht en la campaña para la reelección del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en 2014.

El dinero, según el fiscal, pudo haberse ingresado en la campaña de Santos por medio del excongresista Otto Bula, detenido el mes pasado por su participación en el esquema de sobornos pagados por Odeberecht en el país, que ascienden a más de 11 millones de dólares, para obtener contratos de infraestructura.

De esa cantidad, la Fiscalía estableció que Bula "tramitó" sobornos por 4,6 millones de dólares (4,3 millones de euros), de los cuales un millón al parecer tuvo como "beneficiario final la gerencia de la campaña Santos Presidente-2014". "Del millón de dólares se habría descontado una comisión por el 10%, a favor de terceros ya identificados por la Fiscalía", agregó el fiscal.

Por esa razón, "en la fecha la Fiscalía ha compulsado copias de este hecho al Consejo Nacional Electoral", manifestó Martínez.

El contrato en el que Bula sirvió de mediador fue para la ampliación de la carretera Ocaña-Gamarra, en el noreste del país, como parte de la construcción de la autopista Ruta del Sol II, que fue adjudicada a un consorcio liderado por Odebrecht.

"Como en su oportunidad se informó a la opinión pública, inicialmente se identificó la existencia de un contrato con el excongresista Otto Bula, por virtud del cual este habría convenido con la sucursal en Colombia de la firma Odebrecht una comisión de éxito por la suma de 4,6 millones de dólares, para el caso de que la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S obtuviera esta adición", explicó Martínez.

El fiscal agregó que en este caso, el contrato se pactó en 2013, un año antes de las elecciones presidenciales, "pero según las evidencias de la Fiscalía fue elaborado físicamente y suscrito a mediados de 2016".

"Al amparo de este contrato la firma Odebrecht habría efectuado pagos desde Brasil por la suma de 4,6 millones de dólares, a favor de empresas internacionales panameñas y chinas, principalmente, acerca de cuyos beneficiarios actualmente indaga la Fiscalía General de la Nación", dijo el funcionario.

En las elecciones de 2014, Santos tuvo como principal rival a Oscar Iván Zuluaga, candidato del partido uribista Centro Democrático, quien también ha sido salpicado por la supuesta financiación de Odebrecht a su campaña.

"Acusación temeraria"

"La Presidencia solicita a las autoridades competentes que adelanten todas las investigaciones necesarias para establecer la verdad sobre esta nueva acusación temeraria", dijo el secretario de Transparencia de la Presidencia, Camilo Enciso.

En defensa de la campaña de Santos a la reelección, Enciso dijo que, según la Fiscalía, "no existe ninguna prueba de que en efecto se le haya entregado ese dinero al gerente de la campaña Santos Presidente".

"Es entonces la palabra de un delincuente [en una aparente referencia a Bula] que busca a cualquier precio beneficios judiciales contra la palabra del gerente de la campaña", Roberto Prieto, agregó el secretario de Transparencia.

Enciso subrayó que "el uribismo tiene como estrategia defenderse atacando con mentiras" y lo hace ahora "para acusar falsamente al gerente de la campaña Santos Presidente de haber recibido un millón de dólares".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento