Un agente investiga la trama de cítricos
Un agente investiga la trama de cítricos GUARDIA CIVIL

La empresa propietaria de la discoteca en la que un joven de 25 años aseguró que un portero le había dado una paliza, por la que el chico habría entrado en coma del que ya ha salido, ha presentado en la Guardia Civil una denuncia contra el chico y un amigo suyo. Más allá de la versión del propio implicado, hay testigos que aseguraron que todo se habría producido por una caída.

Así lo ha confirmado a Europa Press un portavoz de la empresa en cuestión que ha señalado que la denuncia la presentaron en el cuartel de la Guardia Civil el mismo día que se produjeron los hechos, que fue la madrugada del viernes 3 al sábado 4 de febrero.

El portavoz ha señalado que además de la empresa, otro cliente presentó una denuncia contra estas dos personas porque "le tiraron un vaso de sidra a la cabeza" y "le hicieron una raja en la frente".

"Esperamos que todo se aclare. Estamos muy tranquilos porque todo lo que ocurrió está grabado en las cámaras de seguridad", ha señalado el portavoz.

El responsable de la empresa ha explicado que el personal que trabaja en la discoteca es "profesional" y que está habilitado con los títulos de controlador de accesos. "Los porteros lo único que hicieron fue sacar a estos dos chicos, que intentaban entrar y que incluso llegaron a tirar una piedra. Agradecemos a la seguridad que tenemos que a los clientes no les haya pasado nada", ha añadido.

Finalmente, el portavoz ha asegurado que la empresa lleva 24 años trabajando con locales nocturnos y que el local en cuestión lleva funcionando 9 años y "nunca ha habido ningún problema".

Consulta aquí más noticias de Madrid.