Manuel Carrasco
Manuel Carrasco. ARCHIVO

El octavo elepé de Manuel Carrasco, Bailar el viento, se situó en el primer puesto de discos más vendidos en España durante 2016, con un total de 89.500 unidades, según el informe anual publicado este martes por Promusicae. La tendencia, un año más, apunta al éxito de artistas nacionales, que coparon 16 de los 20 primeros puestos en número de ventas.

El cantante onubense se cuela por primera vez en la posición más alta desde que comenzara su carrera en 2002; toma el relevo de Alejandro Sanz, que consiguió situarse como más vendido en 2015. Antes fueron otros nombres como Sergio Dalma (2009 y 2010) o Pablo Alborán, triunfador absoluto durante cuatro años consecutivos (de 2011 a 2014).

Esta vez, el segundo puesto pertenece a Quítate las gafas, el nuevo trabajo de Melendi, que ha vendido 53.500 copias. El importante matiz en este caso es la fecha de estreno del disco: salió a la venta en noviembre, lo que supone un margen muy estrecho y aumenta el valor de su posición en el ránking final. Cierra el podio Adele, con un tercer puesto en las listas españolas que se añade a los éxitos de 25, el disco más vendido del año a nivel global, según Forbes, que en España ha despachado 45.600 unidades.

Por detrás, las sorpresas son pocas y los nombres, de sobra conocidos. El cuarto puesto es para Dani Martín y La montaña Rusa, el quinto para el Hijos del mar de David Bisbal y el sexto para Caos, de Malú. Sí despunta el doblete de la joven girlband Sweet California, que sitúan su Head for the stars en el octavo puesto y su último trabajo, 3, en el duodécimo.

Melendi se hace con el segundo puesto a pesar de haber lanzado su CD en noviembreEl cupo de artistas nacionales incluye también a Vanesa Martin (puesto 7), Pablo López (10), Mónica Naranjo (11), Antonio José (13), Gemeliers (14), Alejandro Sanz (15), Antonio Orozco (16), Leiva (18) y Bustamante (20); la vertiente internacional se completa con el último álbum de Coldplay (9), la banda sonora de la serie Soy Luna, en el 16, o Hardwire to Self Destruct, de Metallica, que ocupa el 19.

Aunque con un éxito más discreto, la banda Love of Lesbian traslada su buena acogida en festivales a la venta de discos, posicionandose con El poeta Halley en el puesto 22. La última obra de David Bowie, Blackstar, cierra en el 23 a pesar de haber sido considerado como mejor disco de 2016 para la prensa especializada nacional e internacional.

Comercial y reggaeton, reyes de la venta individual

El éxito de canciones de forma individual guarda cierta relación con la venta de discos en cuanto a estilos, pero incluye un puñado de nombres diferentes. Destaca un año más Enrique Iglesias: en 2015 entraba en lo alto de la lista con El perdón, tema compartido con Nicky Jam, y este año repite número uno con Duele el corazón, a dúo con Wisin.

La australiana Sia reafirma su liderazgo, que se extiende al terreno internacional, y cuela su Cheap Thrills en el puesto dos. Carlos Vives y Shakira se quedan con su Bicicleta en el tercero, gracias en parte a su título como canción del verano.

En esta ocasión, la tendencia se inclina al internacional; nombres latinos, como Morat, Nicky Jam o Joey Montana se reparten con angloparlantes como Justin Bieber, Drake, Alan Walker o Mike Posner.