La reciente emisión de programas de televisión que forman a chicas jóvenes para ser supermodelos ha despertado el interés de muchas jóvenes zaragozanas por el mundo de la pasarela y la fotografía. Así lo aseguran los responsables de las agencias de modelo de la ciudad, que han visto incrementada su demanda en un 25% en el último año.

En general son chicas entre 14 y 23 años que acuden acompañadas por sus padres, temerosos de que sus hijas sufran los gritos y desaires que acostumbran a ver en la pequeña pantalla.

«Programas como Supermodelo nos hacen un flaco favor, pues ofrecen una imagen de la moda distorsionada», explica la directora de la Agencia Globe, Gloria Laguarda. Y asegura que aunque desde la emisión del reality ha aumentado el interés por esta profesión, muchas chicas se quedan fuera porque no cumplen los requisitos.

Desde las agencias recomiendan a las aspirantes que no descuiden su formación cultural, dado que triunfar en la moda no es fácil. «El mundo de la alta costura y las pasarelas se debe tomar como una segunda actividad”, recalca Paco Navarro, director de Agency.

En primera persona

Andrea Saganta. 16 años, estudiante.

«La moda es un ‘hobby’ para mí»

La moda le ha atraído desde pequeña y su maniquí favorita es Claudia Schiffer. Cuando vio el concurso de Supermodelo pensó en apuntarse pero cambió de idea, al comprobar que se trataba de «un espectáculo morboso». Tiene claro que lo primero son sus estudios y le gustaría ser periodista de moda o creativa publicitaria.