El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, anunció ayer que si el PSOE gana las próximas elecciones impulsará una reforma que permitirá a los licenciados con mejores expedientes académicos acceder a la carrera judicial sin necesidad de opositar. El objetivo de esta reforma es paliar el «alarmante» descenso del número de personas que opositan para ser jueces o fiscales. La Asociación Profesional de la Magistratura consideró la idea descabellada.