Los budistas de toda la Comunitat quieren poner fin a la represión birmana. Para ello marcharán en silencio el sábado a las 19 h en Valencia.

¿Por qué se manifiestan?

Nos concentramos el sábado en Valencia porque nos han llegado noticias desde Birmania y, al parecer, según desciende la atención internacional en torno al país, la represión avanza y se silencia a la gente. Queremos con esto despertar la conciencia para mantener vivo el interés por el pueblo y los monjes Birmanos.

¿Qué está ocurriendo allí?

Ya han detenido a unas 3.000 personas. Además, a los apresados los están maltratando en las cárceles. El Gobierno ha cerrado los accesos a Internet, los móviles y también los blogs. A los monjes más importantes los han enviado al norte para descabezar las movilizaciones.

¿También están actuando contra la población civil?

Sí, a los civiles también están deteniéndolos. Además, seguro que la represión es mucho más violenta sobre la población en general.

¿Qué actuaciones se pueden llevar a cabo desde España?

Es importante que los Gobiernos mantengan los vetos y sanciones que ya recaen sobre la Junta Militar Birmana, en especial los económicos. También, congelar las cuentas que la Junta tiene fuera del país, y que las empresas petrolíferas chinas y europeas dejen de apoyar a los militares.

¿En qué puede ayudar una marcha como la de ustedes?

Una manifestación de todos los budistas de la Comunitat (sábado, a partir de las 19 horas, saldrá desde la plaza de Alfonso el Magnánimo) reconocerá el valiente trabajo de los monjes y la sociedad Birmana. Además, la mayoría de las guerras acaba porque los pueblos salen a la calle a pedir paz. Así nos tomarán en serio.

BIO

Hermosa Jardinera del Darma del Corazón es responsable de la Sangha española de Thich Nhat Han en Alicante. Es budista desde 1990.