Nueve meses de prisión para el hacker que robó las fotos de Jennifer Lawrence desnuda

  • El condenado llegó a un acuerdo con la fiscalía y asumió el delito de acceso no autorizado a un ordenador protegido para obtener información.
  • Majerczyk aseguró que estaba profundamente afectado y arrepentido por las consecuencias del escándalo y que sufrió una tremenda depresión.
La actriz Jennifer Lawrence posa para los fotógrafos en la alfombra roja de los Oscar.
La actriz Jennifer Lawrence posa para los fotógrafos en la alfombra roja de los Oscar.
Paul Buck / EFE
El pirata informático que hackeó las cuentas de Jennifer Lawrence y de otras 30 personas famosas ha sido condenado a nueve meses de cárcel por robar y difundir información privada, incluyendo vídeos y fotos de desnudos.

El pirata informático que hackeó las cuentas de Jennifer Lawrence y de otras 30 personas famosas ha sido condenado a nueve meses de cárcel por robar y difundir información privada, incluyendo vídeos y fotos de desnudos.

Edward Majerczyk, de 29 años, también fue condenado a pagar 5.700 dólares como indemnización para el pago de la terapia psicológica que una de sus víctimas necesitó tras la revelación de las imágenes, aunque la identidad de esa víctima no se conoce.

El joven fue encontrado culpable de orquestar un sistema de phishing (un timo por internet que utiliza identidades suplantadas) por el que accedió ilegalmente a más de 300 correos electrónicos, incluidos los pertenecientes a la actriz Jennifer Lawrence.

El condenado envió correos electrónicos haciéndose pasar por un proveedor de Internet y solicitando nombres de usuario y contraseñas de las víctimas, lo que usó para entrar en los emails y para descargar los datos que contenían.

Majerczyk se declaró culpable en una corte federal en Los Angeles y se firmó un acuerdo entre las partes por el cual no será acusado de vender o publicar el material. Ambas partes acordaron que debería recibir una pena de prisión de nueve meses, una pena mínima teniendo en cuenta que la pena máxima para su delito (acceso no autorizado a un ordenador protegido para obtener información) es de cinco años de prisión.

La defensa alegó que el condenado, en el momento de los hechos, estaba "sufriendo de depresión y miraba sitios de pornografía y salas de chat de Internet en un intento de llenar algunos de los vacíos y la decepción que estaba sintiendo en su vida". Además, Majerczyk dejó por escrito en el acuerdo que estaba profundamente afectado y arrepentido por las consecuencias del escándalo y que sufrió una tremenda depresión tras cometer el delito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento