No hay dinero. El alto coste de la operación ha obligado al Ayuntamiento a renunciar a uno de sus grandes proyectos de la legislatura: expropiar varios inmuebles de la calle San Fernando para abrir nuevas calles de entrada al Alcázar. Así lo reconoce el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, «este proceso no se llevará finalmente a cabo por su carestía y las dificultades técnicas y económicas». Lo que sí se hará es recuperar las zonas traseras de estos edificios. «Esos suelos son propiedad de Sevilla y los vecinos los ocuparon de manera ilegal. Así que vamos a recuperarlos para convertirlos en una calle entre la muralla y las casas de San Fernando», asegura Emilio Carrillo, delegado de Urbanismo. Las expropiaciones de la calle San Fernando, según el propio Carrillo, debían afrontarse únicamente con dinero del presupuesto municipal, por lo que, «si nos sale un coste de la operación disparatado, tendremos que renunciar a sacarla adelante». Gómez de Celis, en declaraciones a Onda Cero, comento, sin embargo, que sí siguen adelante el resto de actuaciones previstas en el entorno del Alcázar, aunque están pendientes de un concurso de ideas. Éstas afectarían principalmente a las zonas habitadas, como el Patio de Banderas y las casas colindantes, propiedad de Patrimonio del Estado. Los vecinos de San Fernando ya habían anunciado acciones legales contra las expropiaciones anunciadas.