Frío
Los madrileños se han abrigado para afrontar el frío que continúa haciendo en la capital. EFE / Mariscal

Las temperaturas mínimas provocarán este domingo avisos en 14 provincias. Huesca, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, Lleida, Lugo, Orense y La Rioja registrarán temperaturas que llegarán a los seis grados bajo cero e irán acompañadas de fuertes heladas.

Las máximas también descenderán en el extremo norte peninsular, mientras que sufrirán un leve ascenso en el sudeste. El resto se mantendrá sin cambios, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En toda la costa este de la Península y en las islas Baleares se activarán avisos de riesgo importante a causa del viento y las olas, que podrán alcanzar los 5 metros de altura.

La cota de nieve se situará en los 1.200 metros en Baleares. En el área mediterránea peninsular se establecerá entre los 800 y los 1.000 metros y entre los 600 y los 800 metros en el resto, subiendo a lo largo de la jornada.

Cielos nubosos

El cielo amanecerá muy nuboso o cubierto en Cataluña, en la Comunidad Valenciana, en Baleares y en Melilla. Las nubes irán acompañadas de precipitaciones fuertes o persistentes que podrán desembocar en tormentas ocasionales en Baleares, en los litorales de Girona, en el Sur de Valencia y en el norte de Alicante.

Lloverá de modo más débil en diferentes puntos del Sistema Ibérico, en el Cantábrico y en el norte de las islas Canarias de mayor relieve. En el Alto Ebro, en Aragón y en otras zonas de montaña del extremo este peninsular podrán aparecer algunos chubascos.

En otras zonas de la mitad norte y del tercio este de la Península se observarán algunos intervalos nubosos. En el resto, poca presencia de nubes o cielos despejados.

El viento será del oeste en el litoral de Alborán, y de componente norte en el resto del país. En el litoral oriental peninsular y en Melilla, predominio de fuerte. Viento con intervalos de muy fuerte en el litoral de Valencia y en Baleares.

Carreteras y puertos siguen cerrados

Numerosas carreteras secundarias de la Comunidad Valenciana, Aragón y Andalucía permanecen cortadas por culpa de un temporal que remite. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha calificado de "excepcional" la situación meteorológica que ha obligado a cerrar los puertos de Valencia y Sagunto.

Lo que ha quedado restablecido a primera hora de la mañana ha sido el tráfico ferroviario en la línea del AVE entre Albacete y la capital levantina, suspendida este viernes por acumulación de nieve.

De la Serna ha negado este sábado ante los periodistas falta de previsión en la gestión del temporal y lo ha achacado a un cúmulo de imprevistos como caídas de torres de alta tensión y siniestros de circulación. No lo cree así el PSOE, que ha recalcado que las imágenes de ciudadanos, atrapados y sin información son "consecuencia de la mala gestión del PP" y, por eso, ha pedido la comparecencia del ministro y se han registrado varias preguntas en el Congreso para saber "cómo han variado los recursos del Plan Invernal y si se han aplicado o no los protocolos establecidos".

La provincia de Castellón, donde este viernes se recogieron más de 100 litros por metro cuadrado, ha sido una de las más afectadas por las nevadas, que obligaron a cortar la circulación en una docena de carreteras.

En Aragón, en Teruel, han continuado cortados al tráfico siete tramos viarios a la altura de Ejulve, Cedrillas, Los Cerezos, El Pobo, Alcalá de la Selva, Cantavieja y Valderrobres, y es necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno en seis tramos —en Albarracín, Alfambra, Bañón, Pozuelo del Campo, Rubielos de Mora y Cedrillas—, en los que se prohíbe circular a vehículos pesados.

En Cádiz, la nieve ha obligado a cortar el tráfico en la CA-9104 desde el kilómetro 1,5 en Zahara hasta el kilómetro 9,4 en Grazalema en ambos sentidos, y en Murcia permanece cortada al tráfico la RM-703 del kilómetro 6 al 22, entre Moratalla y El Sabinar.

Los puertos de Valencia y Sagunto, reabiertos a lo largo de la noche, se han visto obligados a cerrar de nuevo a mediodía y el tráfico marítimo a causa de las adversas condiciones meteorológicas. El fuerte oleaje que azota el litoral ha derribado parte del muro del paseo marítimo de El Saler.

En cuanto a los problemas con el suministro eléctrico, fuentes de la compañía Iberdrola han informado de que se han logrado solucionar parte de las incidencias en la provincia de Valencia, aunque 5.000 clientes permanecen afectados por cortes de luz en la comarca de Requena-Utiel, cuyo hospital, víctima de una avería, funciona con normalidad gracias a su grupo electrógeno.

En su visita a este centro, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que el Gobierno valenciano aprobará un decreto de ayudas para los municipios afectados por las fuertes nevadas.

En Castilla-La Mancha, 1.800 abonados en la provincia de Albacete siguen sin luz, según el Servicio de Emergencias 112, y en Teruel unos 800 vecinos de la comarca de Gúdar-Javalambre permanecían igualmente sin suministro eléctrico.