Asamblea de sindicatos del grupo Nuevo Pescanova
Asamblea de sindicatos del grupo Nuevo Pescanova EUROPA PRESS

Trabajadores de las plantas de elaboración y frigoríficos del grupo Nueva Pescanova han decidido en una asamblea convocada por CIG, UGT, CUT y USO, denunciar ante la Inspección de Trabajo la "mala voluntad de negociar" los convenios colectivos por parte de la dirección de la empresa, así como "cortar" las horas extra de los sábados y las que se puedan llegar a imponer.

Además, han avisado de que, según la "voluntad" que muestre la empresa, llevarán adelante medidas de presión "de uno u otro calibre", entre las que han mencionado concentraciones ante alguno de sus principales clientes -como Mercadona-, o de empresas de trabajo temporal, por ser las que "posibilitan competencia desleal ante las movilizaciones".

En la asamblea, que ha tenido lugar en la mañana de este sábado en el Multiúsos da Xunqueira, en Redondela (Pontevedra), han participado unos 400 trabajadores, que han ratificado su rechazo a firmar la propuesta de convenio que plantea la empresa y que entienden que supone "una rebaja brutal" en sus condiciones.

Así, se han negado a negociar "en el campo de la precariedad y la pérdida de derechos", y han avisado de que no van a renunciar a mantener los convenios en vigor "y mejorarlos". "Para llevar a buen puerto es absolutamente necesario e imprescindible asumir y respetar el contenido íntegro de los actuales convenios, o no se va a poder mantener la paz social", han advertido.

UNIDAD

Los portavoces han puesto en relieve el "éxito" de la asamblea tanto por número de asistentes como por el consenso alcanzado, y han destacado que "es la primera vez que todos los comités de empresa de todos los centros se unen" -a excepción de CC.OO., que confían en que se acabará sumando-, con el objetivo de rechazar cualquier rebaja en sus convenios actuales.

CC.OO. también trasladó en estos días su rechazo a las condiciones planteadas por la compañía en su propuesta, pero no se ha unido en la asamblea con intención de "emplazar antes a la empresa a que se siente a negociar de manera rigurosa dentro del grupo". No obstante, advirtió que, en caso de que la dirección no abandone "esa mala fe", hablarán con el resto de sindicatos para movilizarse.

Las próximas reuniones entre la empresa y los comités de los distintos centros están previstas para los días 31 de enero y 1 y 2

de febrero, tras las que CIG, UGT, CUT y USO decidirán las medidas a adoptar "según la voluntad que tenga la empresa". Después de ello, en aproximadamente un mes, convocarán otra asamblea con los trabajadores.

"ROZA EL TERRORISMO PATRONAL"

De acuerdo con los sindicalistas, entre otras cuestiones la empresa pretende bajar los salarios, incrementar las jornadas laborales y la flexibilidad de jornada, crear categorías "tercermundistas" e incluir IPCs variables. "Llevamos 8 ó 9 meses negociando y no se llegó a ningún avance, la conclusión es que sólo cuenta lo que decide la empresa", ha criticado Ricardo Castro (CUT).

La secretaria nacional de la Federación de Alimentación de la CIG, Dores Martínez, ha remarcado que "no es cierto que la empresa plantee un sólo euro de incremento salarial" porque con la pérdida de los trienios los trabajadores "pierden más". Además, ha añadido que no van asumir un incremento de jornada anual ni unos salarios "inferiores" para nuevas contrataciones.

"El hecho de que la empresa después de nueve meses siga empeñada en propuestas de estas características roza el terrorismo patronal, y vamos en caminos contrarios a nuevos acuerdos", ha sellado y ha reiterado que para que fructifiquen los nuevos convenios es necesario partir de la base de los actuales.

"La paz social y la paciencia de los comités tiene un límite, y a ese límite se le acaba de poner fin. La asamblea con el éxito y unidad que tuvo, marca antes y después en los procesos de negociación", ha asegurado la presidenta del comité del centro industrial de Chapela, Candelaria Martínez, antes de incidir en que "la pelota está en el tejado del grupo Pescanova".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.