Barron Trump bosteza en la investidura de su padre como presidente de EEUU
Barron Trump, hijo de Donald Trump y Melania Trump, bostezando en la investidura de su padre como presidente de EEUU. CNN

El hijo menor de Donald Trump, Barron Trump, ha acaparado las miradas en la investidura de su padre.

El niño, de tan solo 10 años, ya acaparó titulares de la prensa internacional cuando casi se durmió en un acto que dio Trump en noviembre tras ganar las elecciones presidenciales e incluso se llegó a especular que el comportamiento del menor podría deberse a que Barron sufra un trastorno del espectro autista, como podría ser el síndrome de Asperger, una información que nunca ha sido confirmada por la familia Trump.


Con estos antecedentes, los medios de comunicación de medio mundo volvían a posar sus objetivos sobre él y su actitud, y el resultado ha sido el mismo: el niño parece aburrirse en los propios eventos de su padre, el ya presidente de EEUU. Las cámaras de la CNN captaron varios momentos en los que el menor bostezaba al borde del sueño, uno detrás de su padre y otros dos al menos, cuando le hablaba su hermana Ivanka Trump y hasta su propia madre, Melania Trump.



Las redes sociales no han tardado en reaccionar y, al igual que destacaron la cara de Michelle Obama al recoger el regalo que le llevaba la primera dama entrante, Melania Trump, no pararon de hacer memes con la actitud de Barron, comparándolo por ejemplo, con la ya célebre imagen de Froilán en la ventana del Palacio Real durante la proclamación de Felipe VI.

Si bien esta actitud ha llamado la atención, lo cierto es que medios como la CBS o la CNN también lo han hecho protagonista del vídeo más entrañable de toda la investidura, cuando juega con su sobrino, el bebé de Ivanka Trump.