Mossos d'Esquadra.
Un agente de los Mossos d'Esquadra. MOSSOS D'ESQUADRA

Un juez de Barcelona ha citado como investigados el próximo mes de febrero a dos mandos intermedios de los Mossos d'Esquadra denunciados por un agente, que les acusa de acosarle laboralmente por negarse a reescribir un atestado policial en catalán.

Según ha informado este jueves el periódico El Mundo, los dos mandos intermedios, de la comisaría del distrito de Sant Andreu de Barcelona, han sido imputados por un delito de prevaricación y otro de acoso laboral.

Los dos mandos investigados tenían que comparecer ante el juez a principios de este mes de enero, si bien su declaración se pospuso por motivos de agenda y finalmente han vuelto a ser citados para mediados del próximo mes de febrero, según han informado las fuentes consultadas.

El agente denuncia que, cuando sus mandos le pidieron que reescribiera parte de un atestado en catalán, ya que lo había hecho inicialmente en castellano, solicitó una orden escrita, al considerar que se trataba de un medida ilegal, amparándose en la cooficialidad de ambas lenguas en Cataluña.

A raíz de esta petición, según el denunciante, los dos mandos le castigaron profesionalmente, le trasladaron de su labor en seguridad ciudadana y le relegaron a la recepción de la comisaría.

El agente denunció este conflicto laboral a nivel interno, por lo que se activó un protocolo de resolución de conflictos que le ha permitido regresar a su función anterior en seguridad ciudadana.

No obstante, el mosso ha llevado el caso finalmente a la justicia porque cree que los dos mandos se extralimitaron y que trataron de cercenar su derecho a escribir el atestado en castellano, según las fuentes.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.