Crecida Ebro en Zaragoza.
Crecida Ebro en Zaragoza. EUROPA PRESS

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha subrayado que la gestión conjunta de los embalses de Itoiz y Yesa ha permitido reducir los caudales del Ebro en unos 500 metros cúbicos por segundo en esta avenida ordinaria.

Además, ha precisado que este jueves los caudales de todos los afluentes del Ebro que experimentaron crecidas durante la primera mitad de semana -Nela, Jerea, Bayas, Zadorra, Ega, Arga, Irati y tramo bajo del Aragón- se encuentran bajando y en situación de normalidad.

Por otra parte, no se esperan precipitaciones importantes durante los próximos días en la margen izquierda del Ebro, mientras que en el extremo más suroriental de la cuenca podrían producirse con carácter importantes este viernes por la mañana, aunque la incertidumbre asociada a este suceso es alta.

Las temperaturas, aunque seguirán siendo bajas, se irán recuperando de forma lenta y progresiva. Por todo esto, "no se esperan nuevas crecidas en la cuenca del Ebro durante los próximos días", si bien existe la posibilidad, en función de la meteorología, de que haya repuntes de caudal en las cuencas del Guadalope y el Matarrraña.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.