Novacaixagalicia
Los exdirectivos de Novacaixagalicia Gregorio Gorriarán, Julio Fernández Gayoso, José Luis Pego, Óscar Rodríguez Estrada y Ricardo Pradas, en el banquillo de los acusados, en julio de 2015. Fernando Villar / EFE

La Audiencia Nacional ha ordenado el ingreso en prisión de los cinco exdirectivos de Novacaixagalicia Banco condenados a dos años de cárcel por la indemnizaciones millonarias que se concedieron a sí mismos antes de abandonar la entidad bancaria.

La sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha denegado la suspensión de la condena, una vez que el Tribunal Supremo la confirmó el pasado mes de septiembre.

La Audiencia Nacional ha valorado la gravedad de los hechos y que el propio Tribunal Supremo, en su sentencia de septiembre, considerara benévola la pena de dos años impuesta a los exdirectivos José Luis Pego, Gregorio Gorriarán y Óscar Rodríguez Estrada, así como al expresidente de Caixanova Julio Fernández Gayoso y al asesor jurídico, Ricardo Pradas, que han ingresado en la tarde de este lunes en la cárcel. 

Además, para acordar el ingreso en prisión la Audiencia Nacional ha tenido en cuenta también que los condenados no han devuelto el dinero que se fijó en sentencia y que tienen todavía causas pendientes con la justicia.

Para el Supremo, la pena de dos años de prisión resultaba "desproporcionada", no por su exceso al alza como alegaban las defensas sino "por su exigüidad desde la perspectiva de la gravedad de las conductas a la que se ha hecho referencia".

Y es que las prejubilaciones, que ellos mismos decidieron, se aprobaron en plena crisis económica y en el seno de un grupo que recibió más de 9.000 millones de euros en ayudas públicas y costó el contribuyente más de 8.000 millones