Durante la mañana de este lunes se ha celebrado una reunión en la que la dirección de Antolín ha informado al comité de empresa (5 miembros de UGT, 2 de ELA y 2 de CCOO) de que con los productos asignados por Volkswagen para el nuevo modelo de Polo (montaje de elevalunas, paneles y techos) "sólo se puede garantizar trabajo para el 50% de la actual plantilla, integrada por unos 140 trabajadores".

De acuerdo con las previsiones que tiene la dirección, el excedente de plantilla se abordaría mediante un ERE de extinción de contratos, que se materializaría a fecha 1 de julio de 2017, coincidiendo con la finalización del actual modelo de Polo, según un comunicado del comité.

La representación sindical ha exigido a la dirección que comunique esta situación directamente a la plantilla, lo que se ha producido en una reunión celebrada a mediodía, y ha anunciado la convocatoria de una asamblea general de toda la plantilla, que se celebrará el próximo día 21 de enero, en las instalaciones de la empresa, en la que planteará un calendario de movilizaciones, "con el objetivo de forzar los acuerdos necesarios entre el Grupo Antolín Navarra y Volkswagen para garantizar el futuro de la planta y de la totalidad de los puestos de trabajo".

Consulta aquí más noticias de Navarra.